28 de noviembre de 2020
4 de noviembre de 2006

Aumenta el número de menores condenados cada año en España

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número de menores de edad que en España son condenados cada año por haber cometido algún delito ha aumentado desde el 2003, alcanzando un total de 13.417 condenas en el año 2005, siendo Andalucía, con un total de 12.021, la comunidad autónoma que mayor números de sentencias registra.

Según datos ofrecidos por el Gobierno en una respuesta parlamentaria a la diputada de IU-ICV Carme García, a la que tuvo acceso Europa Press, el ministerio de Justicia contabilizó un total de 30.827 menores condenados en el periodo 2003-2005, pasando de 10.782 en el 2003 a más de 13.000 dos años después. No obstante, dichas cifras no contemplan que un menor haya delinquido en más de un año o cometido más de un delito.

De hecho, el número de sentencias comunicadas al Registro Central de Sentencias Firmes de Menores del 2003 al 2005 es de un total de 58.071, lo que supone casi dos sentencias de media por menor condenado. Además, dichos datos muestran que el número de sentencias ha experimentado un ligero descenso en 2005 con respecto al año anterior, contabilizándose 20.229 en 2004 y 19.141 en 2005.

Según los datos contabilizados por comunidades autónomas, Andalucía es la que registra un mayor número de sentencias, un total de 12.021, seguida de Comunidad Valenciana (9.370), Cataluña (8.329) y Madrid (5.319). La provincia con más sentencias es Barcelona, con más de 7.000 sentencias del 2003 al 2005.

En cuanto al tipo de delito que cometen los menores, destaca la incurrencia en robos, con más de 9.000 de media entre 2003 y 2005, seguido de falta de lesiones, si bien estos hechos han sufrido un descenso de 2004 a 2005, pasando de 2.348 a 1.961 respectivamente.

Ante estos casos, las medidas más habituales impuestas a estos 'delincuentes', según cifras de medidas comunicadas al Registro en 2005, son la libertad vigilada, impuesta a 6.739 menores, la prestación en beneficio de la comunidad (5.913), el internamiento semiabierto (2.874), la amonestación (1.378) o la permanencia de fin de semana, que se aplicó a un total de 1.332 menores.