23 de octubre de 2020
1 de octubre de 2020

La borrasca 'Álex' provocará un cambio brusco del tiempo con descenso de las temperaturas, viento, lluvia, nieve y olas

La borrasca 'Álex' provocará un cambio brusco del tiempo con descenso de las temperaturas, viento, lluvia, nieve y olas
La borrasca 'Álex' provocará un cambio brusco del tiempo con descenso de las tem - ELISA PIÑÓN- EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las últimas horas de la jornada de este jueves y sobre todo este viernes una borrasca atlántica, nombrada Alex, se profundizará de forma muy rápida --lo que se conoce como ciclogénesis explosiva-- y se situará la próxima noche en el noroeste de Francia, desde donde afectará a toda la Península y a Baleares, según ha avisado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que los efectos de la borrasca comenzarán a notarse en Galicia y área cantábrica a partir de esta tarde y llegará así un "cambio brusco" del tiempo que estará marcado por un descenso generalizado de las temperaturas y por precipitaciones en toda la Península y Baleares, aunque serán más abundantes en el norte, y, sobre todo, soplará viento muy fuerte en buena parte de la Península y Baleares y temporal marítimo.

Además, ha destacado que un elemento meteorológico relevante será el viento del oeste o noroeste, fuerte o muy fuertes en amplias zonas de la Península y de Baleares, con rachas bastante generalizadas superiores a los 80 kilómetros por hora y en el interior peninsular y en zonas de montaña podrán llegar a 100 kilómetros por hora.

Alex es la primera borrasca de la temporada 2020-2021 y está considerada de "gran impacto" que se está formando y profundizando mediante un proceso de ciclogénesis explosiva durante la jornada del jueves, a la vez que viaja desde un punto en el Atlántico, al noroeste de Galicia, hacia el Canal de la Mancha, donde permanecerá varios días.

Desde allí, según ha precisado, generará tiempo adverso, no sólo en la mayor parte de España, sino también en Francia y Reino Unido.

El peor día será este viernes, cuando se esperan rachas muy fuertes de viento en buena parte de la Península y Baleares. Primero soplarán de componente suroeste y posteriormente del oeste y noroeste, y superarán los 80 kilómetros por hora de manera generalizada, e incluso los 90 o 100 kilómetros por hora en puntos de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía oriental, interior de la Comunidad Valenciana y, en general, en puntos altos del interior.

Por lo tanto, se esperan una jornada "bastante adversa" ya que además el viento provocará un temporal marítimo que puede generar olas de más de 6 metros en el Cantábrico y de 4 a 5 metros en el Mediterráneo.

Además, será también una jornada lluviosa en la Península y en Baleares ya que a lo largo del viernes, las precipitaciones irán extendiendo de oeste a este, y afectarán a casi todas las regiones excepto a puntos del sureste de Andalucía Occidental.

Del Campo ha destacado que serán lluvias localmente fuertes y persistentes, es decir, que podrán acumular entre 15 y 20 litros por metro cuadrado en tan sólo una hora o más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas en Galicia, comunidades cantábricas, norte de Navarra, Pirineos y entorno de los sistemas Central e Ibérico, sobre todo en la parte norte de este sistema montañoso.

Respecto a las temperaturas, ha dicho que bajarán notablemente la nieve, haga acto de presencia tras el paso del frente a partir de 2.000-2.200 metros en las montañas de la mitad norte peninsular.

El descenso térmico puede ser el viernes de hasta 10 grados respecto al jueves en el centro, meseta sur y nordeste de la Península. "El ambiente, por lo tanto, será bastante frío para la época del año", advierte.

En cuanto al sábado, ha añadido que continuará el descenso térmico en el área mediterránea y todavía se dejará notar el viento, aunque no soplará con tanta intensidad como el del día anterior.

Aún así, Del Campo avisa de que habrá rachas fuertes en el Cantábrico, en Baleares y Alborán. Ese día, ha dicho que las lluvias este día quedarán acotadas al tercio norte, aunque sin descartar algún chaparrón en zonas de montaña del resto de la mitad norte. En el Cantábrico oriental y Pirineos podrán ser localmente fuertes y persistentes estas precipitaciones.

Sobre el domingo, el portavoz espera que llegue un nuevo sistema central que afectará otra vez con intensidad y persistencia en Galicia, noroeste de Castilla y León, comunidades cantábricas y Pirineos y de manera más débil en amplias zonas de la mitad norte, centro y Baleares.

La cota de nieve estará en torno a 1.500 metros y las temperaturas subirán "ligeramente", aunque de nuevo el viento soplará con intensidad en buena parte de la Península, pero especialmente en el área cantábrica, Mediterráneo peninsular y Baleares.

Durante el fin de semana seguirá el temporal marítimo, aunque con algo menos de intensidad que a lo largo del viernes.

Por último ha adelantado que la próxima semana comenzará con un panorama similar, con lluvias en el tercio norte que se podrán desplazar a otras zonas del centro y el resto de la mitad norte y vientos todavía fuertes en las zonas litorales y de montaña.

"Se seguirá notando el viento la mayor parte de España, pero las rachas ya serán bastante menos intensas que las del fin de semana Las temperaturas en general subirán", ha adelantado.

Finalmente, ha pronosticado que a partir del martes o miércoles incluso se superarán los 30ºC en el interior de las comunidades del Mediterráneo y en el valle del Guadalquivir.

BORRASCAS DE GRAN IMPACTO

Por otro lado, ha explicado que una borrasca de gran impacto es un sistema de bajas presiones que suele llevar asociados mientras fuertes o muy fuertes, más intensos, y cuanto más profunda sea la borrasca --cuanto más baja sea la presión en su centro-- esta será considerada de gran impacto.

Se les asigna un nombre cuando son capaces de provocar un tiempo adverso que suponga un riesgo importante a personas y bienes y motiva la activación de avisos de nivel naranja (riesgo importante) o rojo (riesgo extremo) por las rachas fuertes de viento en el grupo de nombramiento de borrascas del suroeste de Europa, que forman Portugal, España, Francia y Bélgica.

El nombramiento se realizará por el país que primero note los efectos de la borrasca y cuando se supere el mencionado umbral de aviso de nivel naranja por rachas máximas de viento. En España ese umbral está entre 90 y 110 kilómetros por hora, según las zonas.

Igualmente, ha añadido que también se tiene en cuenta en el nombramiento que se vea afectada una amplia extensión del territorio, y se da una "importante" prioridad a episodios de tiempo adverso generalizado frente a fenómenos de escala local o regional.

"Habitualmente estas borrascas no sólo generan rachas de viento intensas, sino que también van acompañadas de una serie de fenómenos adversos tales como temporal marítimo, lluvias fuertes o persistentes y más avanzado el otoño y en invierno, nevadas copiosas en cotas relativamente bajas", ha concluido.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad