21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 23 de septiembre de 2019

    El cardenal Marx sobre el 'camino sinodal alemán': "No hay señal de alto desde Roma"

    Arranca la Asamblea General de los obispos alemanes que abordará temas como el poder en la Iglesia, el celibato o el papel de la mujer

    El cardenal Marx sobre el 'camino sinodal alemán': "No hay señal de alto desde Roma"
    23 September 2019, Fulda: President of the German Bishops' Conference Cardinal Reinhard Marx FRANK RUMPENHORST/DPA

    MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El cardenal Reinhard Marx, presidente de los obispos alemanes, ha asegurado este lunes 23 de enero que "vía sinodal" en Alemania no está en peligro. "No hay señal de alto desde Roma", ha dicho al comienzo de la asamblea de otoño de la Conferencia Episcopal que se celebra en la cuidad de Fulda.

    El purpurado también ha hablado sobre la reunión que mantuvo la pasada semana con el Papa, según informa el portal de la Iglesia católica alemana katholisch.de. "Dejé en claro que veo las cosas de manera diferente", ha añadid Marx, que asegura que se han disipado los malentendidos.

    Además, ha subrayado que los obispos alemanes y el Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK), en el que están los laicos, quieren atender la solicitud del Papa de vigilar la evangelización de la "manera sinodal". En sentido, ha resaltado que se está trabajando intensamente en un preámbulo de los estatutos de la "vía sinodal", que aborda el tema de manera central. "Queremos evangelizar", ha enfatizado.

    "La pregunta es: ¿cómo podemos evangelizar si nuestra credibilidad se ha perdido?", ha añadido para hablar sobre la necesidad de reflexionar sobre los espacios de poder dentro de la Iglesia.

    "QUEREMOS PERMANECER EN COMUNIÓN CON LA IGLESIA"

    En todo caso, Marx también ha dejado claro que la Iglesia católica alemana no seguirá un camino diferente al de Roma. "Queremos permanecer en comunión con la Iglesia", ha sentenciado para añadir que hay cuestiones que pueden decidir las diócesis de forma individual. En todo caso, ha insistido en que una vez estas cuestiones afectan a la iglesia en su conjunto debe enviarse al Papa un voto de "modo sinodal". "No podemos hacer leyes que anulen la ley de la iglesia", ha apuntado.

    Durante su alocución, Marx también ha anunciado que los obispos alemanes volverán a tratar el procesamiento del abuso sexual en el seno de la Iglesia, así como la compensación material a las víctimas.

    Por otro lado, Marx se ha referido al próximo Sínodo de la Amazonía, que se celebra en el Vaticano a partir del 4 de octubre, y en el que participa como miembros del Consejo de Cardenales. "Espero que en el Sínodo se impulse esta conciencia global", ha enfatizado Marx, al tiempo que ha asegurado que la Iglesia almena también trabaja para contribuir a ello.

    Justo antes de entrar en la asamblea, el cardenal Marx ha asegurado a un grupo de mujeres que protestaban para reclamar más igualdad de género en la Iglesia católica que los temas sobre la mujer se discutirán en la sesión de otoño de la Conferencia Episcopal que arranca este lunes 23 de septiembre. "El papel de la mujer es extremadamente importante", les ha asegurado

    "Lo sé, necesitamos movimiento. Insto y presiono, pero a veces las cosas suceden lentamente", ha dicho Marx a las manifestantes cuya protesta ha sido organizada por la Asociación de Mujeres Católicas (KFD, por sus siglas en alemán).

    La Conferencia Episcopal Alemana aborda desde este lunes 23 de septiembre y hasta el jueves 26 la ciudadana alemana de Fulda su sesión plenaria de otoño, a la que asisten 60 obispos y que estará encabezada por su presidente, el cardenal Reinhard Marx.

    OPOSICIÓN DEL VATICANO

    Tras el informe publicado el año pasado sobre abusos en el seno de la Iglesia germana, los prelados han decidido abordar, con la oposición del Vaticano, temas como la separación de poderes en la Iglesia, la moralidad sexual, el celibato de los sacerdotes y la posición de las mujeres en la institución.

    Los planes para el proceso sinodal fueron anunciados en marzo de este año por Marx. Sin embargo, en una reciente carta enviada a los obispos de Alemania, filtrada por algunos medios de comunicación, el Vaticano afirmó que los planes para el polémico "proceso sinodal" en la Iglesia en el país europeo "no son eclesiológicamente válidos".

    Así, según informa Dpa, el papa Francisco ha advertido claramente a los alemanes de que no debe tomar iniciativas individuales. Al Vaticano también le incomoda la participación del Comité Central de los Católicos Alemanes en el proceso de reformas, en el que están representados los laicos.

    A pesar de ello, los obispos alemanes han decidido continuar con su 'camino sinodal'. "Esperamos que los resultados de formar una opinión en nuestro país sean también una ayuda para la guía de la Iglesia universal y para otras conferencias episcopales caso por caso", reza la carta firmada por Marx y el presidente del Comité Central de los Católicos Alemanes, Thomas Sternberg, y enviada el 12 de septiembre al prefecto de la Congregación para los Obispos en el Vaticano, el cardenal Marc Ouellet.

    También manifestaban que no encontraban razones por las que debieran retirar las mencionadas materias del debate y aseguraban que "incontables creyentes" consideran que estos temas deben ser debatidos.

    "Hemos llegado a la conclusión de que tenemos que tratar este tema a fondo si queremos aprender de las consecuencias del abuso por parte del poder eclesiástico --añade la misiva--. Queremos emprender un camino que implique un cambio de dirección y una renovación".

    El pasado viernes, el propio Marx pidió comprensión al Pontífice en el Vaticano, aprovechando su presencia en una reunión del Consejo de Economía para la Santa Sede, del que es coordinador.

    El purpurado alemán señaló que en la reunión había habido un "diálogo constructivo", cuyos contenidos serán tratados en las consultas de la asamblea general de obispos germanos.

    Hace precisamente un año, los obispos alemanes hicieron público un informe en el que contabilizaban 3.677 casos de abusos sexuales a niños y jóvenes por parte de 1.670 clérigos entre 1946 y 2014.

    Para leer más