2 de abril de 2020
23 de enero de 2008

Centenares de personas se concentran en toda España para exigir al Gobierno la despenalización del aborto

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Centenares de personas se concentraron hoy en once ciudades españolas para reclamar al Ejecutivo la despenalización del aborto y anunciaron que iniciarán una campaña de autoinculpaciones para denunciar "los graves ataques a los derechos de la mujer" registrados en Barcelona y Madrid, tras la investigación de varias clínicas.

En Madrid, la manifestación más multitudinaria (alrededor de 3.000, según las asociaciones feministas), se leyó un manifiesto en la céntrica Puerta del Sol en el que se criticaron las recientes actuaciones de la Guardia Civil y la personación en los domicilios de las mujeres para citarlas a declarar por la interrupción de su embarazo.

En su opinión, estas intervenciones su suponen "una vulneración de su intimidad" y "la criminalización de las mujeres que han decidido abortar bajo los supuestos que establece la ley". "Lo ocurrido nos retrotrae a siniestras épocas en las que la libertad brillaba por su ausencia y creemos que requiere una respuesta contundente e inmediata de los distintos poderes públicos para preservar la integridad de las mujeres", subrayan las feministas en el manifiesto.

El escrito, leído entre cánticos ("Nosotras parimos, nosotras decidimos"; "vamos a quemar la Conferencia Episcopal" o "Eo, eo eo, que cumpla Zapatero") reprueba "la violenta campaña orquestada por sectores ultra conservadores y "apoyada por la Comunidad de Madrid".

En este sentido, los manifestantes denunciaron "las amenazas" que sufren las mujeres que quieren abortar, así como "las agresiones físicas y verbales a las que han sido sometidos los profesionales de las clínicas de interrupción del embarazo"

Además, los convocantes, unas 70 organizaciones feministas, solicitan que la nueva normativa legal establezca "el derecho de las mujeres a abortar de forma normalizada en la red sanitaria pública", que el Ejecutivo garantice la educación sexual en los colegios y que la financiación de los métodos anticonceptivos por la Seguridad Social.

La secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Federal del PSOE, Maribel Montaño, presente en la concentración, indicó que el PSOE ha apoyado esta convocatoria y que con su presencia en ésta pretende "denunciar la campaña de acoso contra los derechos de las mujeres por parte de sectores de extrema derecha, de la Conferencia Episcopal y de la Comunidad de Madrid".

Al hilo de ello, Montaño criticó la "utilización política" que se está haciendo del tema "tan delicado y sensible" como el aborto y añadió que dicha campaña "no es fruto de la casualidad" sino que, a su juicio, "está muy estudiado, dada la precampaña electoral en la que nos encontramos".

"En los ocho años en los que gobernó José María Aznar se realizaron más de 450.000 abortos amparados por la Ley que hoy continúa vigente y durante ese período ni las asociaciones pro vida ni el Episcopado llevaron a cabo el hostigamiento y el acoso actual", concluyó.

MANIFESTACIONES EN BARCELONA Y GALICIA

En la Plaza de Sant Jaume de Barcelona, otras 350 personas, según la Guardia Urbana, se concentraron a favor del aborto "libre y gratuito" al grito de 'Yo también he abortado', 'Nosotras parimos, nosotras decidimos', 'Fuera el aborto del Código Penal', 'Si el Papa estuviera preñado, el aborto sería sagrado' y 'Derecho al propio cuerpo'.

En el manifiesto de la concentración, a la que acudieron los diputados en el Congreso Joan Herrera (ICV) y Joan Tardà (ERC), las entidades organizadoras lamentaron que, tras 30 años de acciones, reflexiones y movilizaciones por el derecho al aborto, se haya comenzado el año con estos "graves ataques" y soportando que la Guardia Civil "entre en casa" para que las mujeres que han abortado vayan a declarar.

Denunciaron la "campaña de la derecha y la Iglesia más reaccionaria", con intimidaciones y denuncias a las clínicas acreditadas para practicar abortos, que han acabado con detenciones de profesionales y decenas de mujeres declarando en los juzgados sin que las instituciones hayan velado por "proteger sus derechos".

Bajo el lema 'Por el derecho al aborto libre y gratuito. Las mujeres parimos, las mujeres decidimos. Nosotras también hemos abortado', las organizaciones convocantes continuaron exigiendo que el aborto "salga inmediatamente" del Código Penal, se cambie la Ley, sea una prestación sanitaria normalizada dentro de la sanidad pública --en Cataluña se financian un 20%-- y se garantice los derechos sexual y reproductivo de las mujeres.

Esta movilización se llevó a cabo también en Ferrol, A Coruña, Pontevedra y Santiago de Compostela. Así, en A Coruña, más de un centenar de mujeres se concentraron hoy en el Obelisco de A Coruña para defender "el derecho al aborto" convocadas por la Marcha Mundial das Mulleres, con el apoyo de Izquierda Unida, BNG, CIG, UGT y CC.OO.

La representante de la Marcha Mundial das Mulleres, Pura Ferreño, calificó el hecho de que algunas hayan sido llamadas a declarar como un "auténtico acto de acoso y amedrentamiento" y solicitó que se revise la ley. "Hay que sacar el aborto del código penal, nosotras parimos, nosotras decidimos y no un juez, y el aborto debe ser ya libre y gratuito en la sanidad pública", apuntó.

Además, IU solicitó que se elimine el aborto del Código Penal y se elabore una Ley de Plazos que proporcionaría "la necesaria seguridad jurídica a las mujeres y a los profesionales", además de otorgar "el derecho a decidir".

La secretaria de Política Social e Igualdad de la Unión Comarcal de CC.OO., Marián Ferreiro, consideró que es el momento de responder a las demandas de las mujeres con la modificación de la ley del aborto, creando una Ley de Plazos y permitiendo que se aborte en los centros públicos.

En Vigo, unas 150 personas se concentraron frente al Museo de Arte Contemporánea (Marco) para manifestar su solidaridad con las mujeres investigadas por abortar en clínicas Barcelona y Madrid y para exigir que la interrupción del embarazo sea "libre y gratuita en la sanidad pública".

Bajo el lema 'Aborto libre y gratuito en la sanidad pública' y con pancartas en las que podía leerse 'Yo también aborté', los manifestantes, manifestaron su "indignación" por la situación de las mujeres que fueron llamadas a declarar. Tras leer un manifiesto en el que exigieron un compromiso "claro y decidido" del Gobierno para modificar la actual Ley del aborto y despenalizar esta práctica, las portavoces del colectivo animaron a los asistentes a cubrir unos modelos de denuncia para autoinculparse de haber abortado.