19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    La Comunidad de Madrid envía 63 bomberos y personal forestal

    MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, ha dispuesto esta noche un operativo de 63 profesionales en la lucha contra los incendios y emergencias que han salido rumbo a la Comunidad de Valencia para ayudar a las labores de extinción del incendio forestal declarado en la zona.

    El envío ha sido solicitado por las autoridades valencianas como respuesta al ofrecimiento realizado por el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, informó en un comunicado la Comunidad de Madrid.

    En concreto, a media noche ha partido un contingente de 27 bomberos de la Comunidad de Madrid, con cuatro bombas forestales pesadas, una bomba nodriza, un vehículo de mando y otro de apoyo y logística. Para este primer envío se ha movilizado, en apenas tres horas, al grupo de guardia del servicio Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (ERICAM), a los que se han sumado otros profesionales del cuerpo hasta completar el contingente necesario.

    Todos ellos toman parte en el operativo de manera totalmente voluntaria y altruista. A ellos se une un furgón de apoyo enviado por Cruz Roja con tres técnicos de emergencias.

    Además, a lo largo de la madrugada se pondrán en camino un grupo de 33 miembros de las brigadas forestales de la Comunidad de Madrid con cuatro bombas forestales pesadas, dos vehículos de logística y dos vehículos con personal técnico.

    Ambos convoyes tienen como punto de llegada la localidad valenciana de Genovés, próxima a Xátiva, en donde los responsables de la expedición madrileña se incorporarán al operativo contra incendios bajo la coordinación e indicaciones de los responsables de la Comunidad valenciana y en los lugares dónde se les indique.

    Las ocho bombas aportadas por la Comunidad de Madrid, cuatro del Cuerpo de Bomberos más otras cuatro de las brigadas forestales, están equipadas con toda clase de material para hacer frente a los incendios de vegetación y montan depósitos de agua de hasta 3.500 litros. Están diseñadas especialmente para maniobrar en monte, caminos y terrenos de difícil acceso. La bomba nodriza, por otra parte, tiene como misión servir de abastecedora a las anteriores con un depósito de 12.000 litros, si bien está también equipada con dispositivo para lanzar agua contra la base del fuego.

    El servicio Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (ERICAM) mantiene guardias por turnos durante los 365 días del año, listos para ser movilizados ante cualquier contingencia en sólo tres horas. A este personal se han sumado voluntariamente tanto otros bomberos como personal de las brigadas forestales hasta completar el total de la expedición.