4 de agosto de 2020
15 de julio de 2020

Los conductores harán más kilómetros y descansarán menos en viajes, según ANFABRA y RACE, que aconsejan parar cada 200km

Los conductores harán más kilómetros y descansarán menos en viajes, según ANFABRA y RACE, que aconsejan parar cada 200km
Conductor dentro del coche. - RACE

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 70 por ciento de los conductores pasará en España sus vacaciones, pero este año, a diferencia de 2019, el 29 por ciento se desplazará más de 500 kilómetros durante los cuales el 63 por ciento prevé hacer menos paradas al volante, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes (ANFABRA) y el Real Automóvil Club de España (RACE), que insisten en la importancia de descansar al menos cada 200 kilómetros o dos horas así como una adecuada hidratación y hacer estiramientos para combatir la fatiga al volante.

ANFABRA y RACE han realizado un estudio con más de mil conductores sobre sus desplazamientos de este verano que concluye que el número de viajeros que hará más de 500 kilómetros al volante este verano se duplicará este año respecto al 2019. En concreto, pasarán del 15 por ciento en 2019 al 29 por ciento en este año.

La encuesta se realizó por cuestionario CAWI del 15 al 19 de junio, con un mrgen de confianza del 95 por ciento y, del total de conductores preguntados, el 18 por ciento tiene claro que no va a realizar viajes este verano por la situación generada por la COVID 19.

Además, el 63 por ciento ha manifestado que parará a descansar cada más de dos horas, frente al 54 por ciento del verano pasado y, por causa del coronavirus el 32 por ciento no piensa en salir este verano por la enfermedad. No obstante, el 72 por ciento de los encuestados parará más de 15 minutos frente al 51 por ciento del año pasado.

Entre quienes sí viajarán, tres de cada cinco lo hará en vehículo privado para evitar el transporte público y un 55 por ciento limitará sus viajes en destino para evitar contagios.

El informe refleja también que habrá menos viajes organizados, que pasarán del 51 al 28 por ciento y apenas el 10 por ciento compartirá coche frente al 31 por ciento de 2019. La intención de utilizar transporte público caerá asimismo del 47 al 30 por ciento.

Por otro lado, respecto a cómo ha influido el COVID-19 en los desplazamientos de largo recorrido durantes los meses estivales, la encuesta concluye que el 70 por ciento tiene claro que se quedará a veranear en España y no viajará al extranjero, aunque un 38 por ciento ha manifestado que, en principio, no le influye y no va a modificar ni sus vacaciones ni la forma de desplazarse.

Por su parte, el 32 por ciento dice que no saldrá este verano para evitar contagios y un 30 por ciento por el tema económico derivado de la situación.

Mientras, el 77 por ciento utilizará su vehículo particular y evitará el transporte público y el 51 por ciento tratará de evitar estas vacaciones los viajes con amigos o conocidos, mientras que el 55 por ciento, una vez en destino, limitará sus desplazamientos para evitar contagios.

RECOMENDACIONES EN UN ESCENARIO "PREOCUPANTE"

El verano es la época en la que más viajes se realizan y junto a ello, también se registra un mayor número de accidentes de tráfico. Aunque no hay una estimación sobre el número de desplazamientos de este verano, según la encuesta los españoles usarán más el vehículo privado, los desplazamientos serán más largos y harán menos paradas de descanso durante el viaje, algo que para ANFABRA y RACE es "preocupante".

En este contexto, han lanzado la campaña 'Un refresco, tu mejor combustible' y recuerda que la fatiga es la cuarta causa de siniestralidad mortal y se trata de un riesgo que "se puede evitar" con hábitos adecuados al volante, sobre todo a la hora de realizar largos desplazamientos.

La falta de descanso antes de salir, ponerse al volante tras una jornada laboral, los kilómetros recorridos, los atascos, la climatología, la desidratación y la conducción nocturna incrementan la fatiga al volante y la posibilidad de incrementar el riego de fatiga y las situaciones de peligro.

En concreto, recuerdan que la fatiga se manifiesta con síntomas como picor de ojos, visión borrosa, parpadeo constante, la necesidad de moverse en el asiento, la deshidratación y, de forma más grave, la somnolencia.

A su vez, estos síntomas afectan a la capacidad de conducción, ya que supone una pérdida de concentración que aumenta el tiempo de reacción. Así, insiste en que a partir de las dos horas de conducción se tarda el doble en reaccionar ante un imprevisto.

Igualmente, insta a mantener una adecuada hidratación en los viajes porque el 61 por ciento de los conductores no es consciente de que reduce la atención, produce dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular. De hecho, añaden que el uso del aire acondicionado no evita la aparición de estos factores, sino que puede resecar el ambiente, lo que también genera sed, además de sequedad en la garganta y fatiga, sensaciones que pueden afectar a la atención del conductor.

Estudios previos del RACE concluyen que un nivel bajo de hidratación y glucosa aumenta en un 66 por ciento la agresividad al volante, provoca un 33 por ciento más de salidas de la vía y reduce la concentración en un 27 por ciento. De hecho, los conductores que viajan con un nivel de hidratación insuficiente cometen los mismos errores que los que lo hacen bajo los efectos del alcohol.

De hecho, la campaña de ANFABRA y RACE insiste en que lo mejor para evitar la fatiga es parar al menos cada dos horas, estirarse y beber un refresco para mantener el tono físico y la capacidad de atención.

Otras recomendaciones pasan por dormir un mínimo de 7 horas y evitar los viajes después de trabajar; ajustar bien el asiento, el reposacabezas y hacer un reglaje en profundidad y altura del volante.

"El objetivo es llegar y llegar bien", subraya la campaña que pide no bajar la vigilancia en los kilómetros finales, momento en el que se producen muchos accidentes.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad