22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Delegado del Gobierno en Murcia confirma que el suceso de Cartagena es un caso de violencia machista sin denuncia previa

    MURCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, confirmó hoy a Europa Press que la descripción de los hechos realizada ayer sobre el suceso ocurrido en Los Barreros (Cartagena) "se ajusta mucho a la finalización de la investigación". Explicó que se trata de un caso de violencia de género "por problemas internos sin denuncia y parece que todo transcurrió tal y como señalizamos en el primer informe".

    Asimismo, hizo un llamamiento a la sociedad "para que entre todos se erradique esta lacra que está resistiendo, pero con la que seguro se acabará". "Lamentablemente, es la primera víctima mortal en lo que va de año en esta región, pero deseo que sea la última", apostilló.

    La víctima sufrió dos disparos, uno en el vientre y otro en el hombro, y el presunto asesino en el mentón, según señalaron fuentes de la investigación policial. El matrimonio se encontraba en proceso de separación, y no había denuncias previas por parte de la mujer ni, en consecuencia, existía orden de alejamiento para el marido.

    Los cadáveres fueron encontrados por un hijo del matrimonio de 17 años que había llegado al lugar del suceso poco después de producirse lo disparos. El joven encontró la puerta de la entrada principal cerrada, por lo que decidió entrar por el sótano, donde encontró el cuerpo de su madre muerta, tumbada en un charco de sangre, mientras que su padre estaba muerto en la cocina, con una escopeta de caza próxima a su cuerpo.

    Los hechos ocurrieron alrededor de las 00.30 horas de la madrugada del martes en la vivienda propiedad del matrimonio situada en el barrio de Los Barreros, en Cartagena (Murcia). Inmediatamente, al lugar de los hechos se trasladó una patrulla que encontró al joven hijo de la pareja, que les contó lo sucedido.