1 de diciembre de 2020
16 de diciembre de 2008

Fomento investigará y sancionará si se demuestra que se produjo irresponsabilidad a la empresa concesionaria de la AP-66

El consejero delegado de Aucalsa asegura que fueron "los propios usuarios" los que bloquearon la autopista con sus decisiones

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Josefina Cruz, aseguró hoy que el Gobierno investigará a Aulcasa, la empresa concesionaria de la autopista AP-66 en la que el domingo por la noche se quedaron atrapados por la nieve más de 500 vehículos, y establecerá las sanciones correspondientes en caso de que se demuestre que se incurrió en algún tipo de irresponsabilidad.

En rueda de prensa en el Ministerio de Fomento, Cruz aseguró que se van a intentar averiguar las causas de lo ocurrido en la AP-66 para "poner los medios necesarios para que no vuelva a producirse", aunque se mostró convencida de que el incidente es una situación "excepcional", que además ha sucedido en una semana "excepcional" por el volumen de las nevadas que han caído sobre la Península.

En este sentido, la responsable quiso mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y aseguró que el Gobierno dispone de medios suficientes para "soportar nevadas de más intensidad" que las que se han padecido la semana anterior. Así, señaló que la campaña 2008/2009 del plan de vialidad invernal cuenta con 1.068 quitanieves, 306 almacenes de fundentes y 307 silos a pie de carretera de esos fundentes.

Por su parte, el consejero delegado de Aucalsa, la empresa concesionaria de la AP-66, José María Orihuela, aseguró que fueron "decisiones individuales de los propios usuarios las que bloquearon la autopista", ya que cuando se quedaron atrapados por la nieve, unos estacionaron en el carril derecho, otros en el izquierdo y otros se bajaron del vehículo, dificultando el acceso de los quitanieves.

Además, preguntado por el motivo por el que la vía no se cerró antes, Orihuela indicó que la empresa "no tiene potestad para cerrar la autopista, y es la Guardia Civil quien tiene que hacerlo". Según el relato de la empresa, el tráfico de vehículos pesados se cortó a las 14.30 horas después de que se intensificara la nevada, pero hasta las 18.00 horas la Guardia Civil no decidió cortar la autopista para vehículos ligeros.

En ese momento quedaron atrapados en la autopista 506 vehículos en sentido Asturias, y 520 en sentido León. Mientras que el último vehículo retenido en dirección Asturias abandonó la autopista a las 22.00 horas, el último atrapado en el sentido inverso lo hizo a las 01.18 horas del día 15, después de haber tenido que intervenir la Unidad Militar de Emergencias del ejército.

Según reveló Orihuela, la empresa estuvo cobrando peaje hasta las 23.30. No obstante, el responsable de Aucalsa garantizó que se devolverá el dinero a todos los conductores que puedan demostrar que se les cobró el peaje después de que se cerrara la autopista, y la empresa se hará cargo de los costes de las personas que tuvieran que pagar un hotel en León por haberse quedados atrapados. Hasta el momento, la empresa ha recibido 22 reclamaciones, de las cuales 12 se refieren al peaje.

Por último, la secretaria de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento informó de que sólo desde el 12 de diciembre a hoy, 16 de diciembre, se han movilizado para hacer frente al temporal que azota la Península 1.064 quitanieves, se han vertido 28 toneladas de fundentes y 2,5 millones de litros de salmuera.