16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 1 de julio de 2014

    El Grupo Transfronterizo Frontera Humanitaria traslada a Lindington la problemática de la Verja

    LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN (CÁDIZ), 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Grupo Transfronterizo Por una Frontera Humanitaria ha informado de la reunión mantenida en la tarde de este lunes con el ministro para Europa de Reino Unido, David Lidington, para trasladarle la problemática que sufren ciudadanos de uno y otro lado de la Verja a causa de las colas, lo que la ha convertido en "una frontera de cierre psicológico".

    Según explica en un comunicado el grupo transfronterizo --compuesto por asociaciones de Gibraltar y de las localidades gaditanas de La Línea, San Roque, Algeciras, Los Barrios, Tarifa, Castellar y Jimena--, expusieron a Lidington el "problema humanitario" de las colas en la frontera y también el "problema de salud y peligro de contraer cáncer dada la alta polución de tantos coches en ralentí parados junto a las personas" que esperan en el paso fronterizo.

    Afirman sentirse "indefensos" ante estas cuestiones, quejándose ante el ministro británico de que "ni Europa, como tampoco Reino Unido, hacen nada por remediar este mal que nos afecta gravemente", ya que sostienen que los inspectores europeos que visitaron la zona la vez anterior "no se preocuparon por el tema humano".

    Según dicen, Lidington aseguró que son conocedores de los problemas trasladados por este grupo, por lo que están haciendo "un esfuerzo para que los nuevos parlamentarios europeos retomen el problema del conflicto y colas de una forma más firme". Asimismo, les trasladó que no pueden actuar de forma "más dura" con España porque entienden que "la diplomacia es la mejor forma para que la situación vuelva a la normalidad cuanto antes".

    Por otra parte, el Grupo Transfronterizo Por una Frontera Humanitaria ha informado de que a las 10,00 horas del miércoles tienen prevista una reunión en Gibraltar con Christian Bulzomi, responsable europeo en materia de ciudadanos y libre movimiento de fronteras. Según avanza, le expondrán, entre otras cuestiones, los problemas con la Seguridad Social de los trabajadores españoles en Gibraltar o a las demoras en el paso fronterizo para acudir al puesto de trabajo.

    Posteriormente, se reunirán con los inspectores de la Unión Europea que se desplazarán a la zona para comprobar la situación de la Verja, a quienes trasladarán los mismos asuntos que a Lidington y les exigirán "el mismo trato que todos los ciudadanos europeos que cruzan una frontera".

    Finalmente, ponen de manifiesto que desde la llegada del ministro británico "no se ve ni un vehículo parado en la cola más tiempo del debido para ser registrado", lo que, en su opinión, indica que "por parte española temen que los inspectores y visitantes europeos se den cuenta del daño innecesario, injusto e inhumano que se nos hace todos los días a miles de personas inocentes y ajenas al problema político".