21 de octubre de 2019
24 de febrero de 2008

Guardias civiles piden que se investigue si los medios de salvamento del agente ahogado en Ferrol eran "los apropiados"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unión Federal de Guardias Civiles (UFGCs) reclamó hoy que se inicie una investigación "paralela a la de la Guardia Civil" para determinar si los medios de salvamento con los que contaba su compañero fallecido en el mar en Ferrol eran "los apropiados" y las condiciones en las que trabajaba "las correctas".

De este modo, pidió que sea la Capitanía Marítima quien lleve a cabo esta investigación y requirió las dimisiones "urgentes" de los dos responsables máximos de la Guardia Civil, el General Jefe de la Zona y el Delegado del Gobierno en Galicia.

En la misma línea, la asociación denunció el "abandono lamentable" que las unidades de la Guardia Civil "sufren" por parte de la Administración, que se traduce en un recorte de gastos que conlleva la "no renovación" del material de salvamento.

Además, aludió al hecho de que la radiobaliza del agente de la Guardia Civil fallecido en Ferrol, Ramón González Cabaleiro, no emitiera señal, y denunció que los chalecos salvavidas de la Benemérita usan bombonas "vacías o caducadas" y que las pilas de las radiobalizas "son muy antiguas", así como que estos mecanismos "no se hallan en muy buenas condiciones".

El guardia civil fallecido tenía 39 años de edad, estaba casado y tenía un hijo. Cuando ayer a última hora participaba cerca de la costa de Ferrol en un operativo de rastreo iniciado por una alarma que resultó ser falsa, un golpe de mar lo tiró de la lancha neumática en la que estaba con otros guardia civil del Servicio de Salvamento Marítimo. Su compañero fue quien dio la voz de alerta.

El agente fallecido iba equipado con un chaleco salvavidas y una radiobaliza, pero estos elementos no fueron suficientes para localizarlo ya que el dispositivo de localización no se activó y no emitió ninguna señal, según los datos de Salvamento Marítimo. En la búsqueda del guardia civil participó un amplio dispositivo y, tras prolongarse toda la noche, se consiguió recuperar el cuerpo sin vida del agente más de 12 horas después del siniestro.