19 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

La incidencia acumulada sigue a la baja en CyL, y León se sitúa ya por debajo de los 400 casos por 100.000

La incidencia acumulada sigue a la baja en CyL, y León se sitúa ya por debajo de los 400 casos por 100.000
Evolución del dato de Incidencia Acumulada del coronavirus en 14 días en las provincias de Castilla y León. - JCYL

VALLADOLID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La incidencia acumulada del COVID-19 continúa su tendencia de descenso de las últimas semanas en Castilla y León y en todas sus provincias, con un dato conjunto de 445 casos por cada 100.000 habitantes en los 14 días anteriores, mientras que León, donde este viernes ya se han podido aliviar las medidas restrictivas se sitúa finalmente por debajo de la barrera de los 400 casos, con 398.

Así lo muestra la estadística que ofrece la Junta de Castilla y León en la web de Datos Abiertos, donde se refleja un acusado descenso de más de 250 casos por cada 100.000 habitantes en una semana, de los 700 del pasado viernes 26 a 445 de este viernes, 4 de diciembre.

En el caso de la incidencia acumulada en 7 días, el dato de este viernes en Castilla y León es de 159 casos por cada 100.000 habitantes, algo más de la mitad de los 293 que registraba el pasado viernes.

Segovia y Ávila siguen como las provincias con menor incidencia, ambas con 198 casos por cada 100.000 habitantes este en 14 días; por delante de Salamanca, que se encuentra ya en los 266 casos. León, la otra provincia en la que ya se ha permitido la reapertura de la hostelería, las grandes superficies comerciales y los centros deportivos por la buena evolución, ha rebajado este viernes la barrera de los 400 casos, con 398.

Las provincias que más se acercan a ese punto, que facilitaría que la Junta adopte la decisión de aliviar las medidas restrictivas la próxima semana, son Soria, con 446 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, y Valladolid, con 484 casos; y Zamora, con 517.

A continuación figura Palencia, con 575 casos por cada 100.000, aunque en días anteriores ha frenado su ritmo de descenso. Mientras tanto, Burgos ya ha reducido la incidencia acumulada hasta los 736 casos por cada 100.000 habitantes.