23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 11 de septiembre de 2009

    La madre de Carlos Palomino verá el lunes "por primera vez" al supuesto asesino

    MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La madre del joven antifascista asesinado en el Metro de Legazpi (Madrid) en 2007, Carlos Palomino, verá "por primera vez" al presunto asesino de su hijo el próximo lunes cuando se inicie el juicio por asesinato contra Josué E. de la H, al que espera que le condenen a "37 años de cárcel".

    Desde la tarde del 11 de noviembre de 2007, cuando Carlos recibió el navajazo directo al corazón que le provocó la muerte, Victoria está en tratamiento psicológico y psiquiátrico. Con "fuertes dosis de medicación" consigue dormir por las noches, pero "ni un sólo día" se olvida de la cara del que fue su único hijo.

    En declaraciones a Europa Press, Victoria contó que asistirá a las sesiones en el juzgado "con nervios" porque hasta ahora "sólo" ha visto la cara del agresor en el vídeo que grabaron las cámaras de seguridad de Metro y que intentará tener "autocontrol" y ser "todo lo racional que pueda". "No pido pena de muerte, pero que la pena impuesta sea cumplida íntegramente".

    "Voy a estar al lado del personaje o elemento que asesinó a mi hijo. Estar seis horas a su lado será fuerte, pero quiero estar presente y lo voy a estar. No sé qué voy a pensar cuando le vea, pero ahora se me representa la imagen de mi hijo acercándose a él con una sonrisa en los labios y, acto seguido, recibir una puñalada. Una sonrisa le costó la vida", se lamentó.

    Cuando Victoria recuerda las imágenes del día en el que perdió a su hijo le brotan infinitas preguntas para explicar el motivo de su muerte. A Victoria los amigos de Carlos que se encontraban en el lugar de los hechos le contaron que Carlos tan sólo se dirigió a su presunto asesino para decirle: "Tio, ¿Y esta sudadera?". Segundos después, y según recordó Victoria, "sin ningún acopio de miedo" Josué le dirigió "una puñalada muy profesional" que le mató.

    APOYO INSTITUCIONAL.

    La madre del joven Palomino ha contado desde "el primer minuto" con el apoyo del ministerio de Interior y con el de la Delegación de Gobierno. Veintidós meses después de que ocurriera el suceso, Victoria sigue esperando a que el ministerio de Defensa le transmita sus condolencias ya que el presunto agresor era militar.

    Para la próxima manifestación convocada para mañana a las seis de la tarde en la madrileña Plaza Elíptica bajo el lema 'Carlos, ni olvido ni perdón' cuentan con la aprobación de la Delegación del Gobierno en Madrid, con un amplio dispositivo de seguridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.