28 de enero de 2020
20 de septiembre de 2019

Un mosaico descubierto cerca del Mar de Galilea marca una posible nueva ubicación del milagro de los panes y los peces

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un mosaico que representa peces, pájaros y cestas de lo que puede ser pan ha sido descubierto recientemente cerca del Mar de Galilea, en Israel, y podría marcar una nueva ubicación para el milagro relatado en el Nuevo Testamento en el que Jesús alimenta a una multitud multiplicando los panes y los peces.

El colorido diseño bizantino del siglo VI indica así que el milagro ocurrió en el lado opuesto del mar con respecto al lugar tradicionalmente asignado, según ha explicado el arqueólogo responsable de la excavación Michael Eisenberg al diario digital 'The Times of Israel'.

El mosaico fue descubierto en el marco del Proyecto de Excavación Hippos-Sussita en la Iglesia Suroeste o 'Iglesia Quemada' en el Sussita National Park's. Mide 15 por 10 metros y está repleto de peces, pájaros y 12 canastas llenas de frutas, flores y, posiblemente, pan.

La ubicación tradicional del milagro se encuentra al otro lado del mar, en la Iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Peces, en Tabgha, que alberga un famoso mosaico que representa a dos peces a cada lado de lo que se cree que es una cesta de pan.

Si bien, la combinación de canastas de pescado y pan descubierta en el nuevo mosaico es lo que ha llevado al arqueólogo Eisenberg a creer que podría ser un registro del milagro de la multiplicación de los panes y los peces y una pista que sugiere una ubicación histórica.

"El simbolismo detrás (del mosaico) y la posición de la iglesia en el lugar perfecto, con vistas al Mar de Galilea, donde tuvieron lugar la mayoría de sus milagros, me permite estar bastante seguro de que las personas reconocieron e interactuaron con los lugares geográficos y físicos donde los milagros ocurrieron", ha indicado.

UNA VEINTENA DE HOGAZAS DE PAN

Representados en el mosaico, hay peces, dos de los cuales ocupan una posición "heráldica" importante en el ábside de la iglesia, así como 12 canastas, algunas de las cuales están llenas de granadas y probablemente una con manzanas y flores, según ha explicado el arqueólogo. Además, ha precisado que otras cestas están más directamente relacionadas con el conocido milagro y están llenas de hogazas de pan redondas: una con cinco hogazas, una o dos con siete hogazas y dos con seis hogazas.

El milagro de los panes y los peces, en realidad, aparece en dos pasajes del Nuevo Testamento, según ha precisado el sacerdote con sede en Galilea, Francesco Giosuè Voltaggio. El apóstol Marcos hace referencia a ambos en el pasaje Marcos 8:16-21.

El primero involucró cinco panes y dos peces que se convirtieron en alimento suficiente para unos 5.000 hombres judíos en un lado del Mar de Galilea. Se ubica tradicionalmente en Tabgha. El otro, asegura Voltaggio, se llevó a cabo para unos 4.000 hombres paganos y ocurrió en el lado del lago. Ese milagro, narrado en Marcos y Mateo, involucra siete barras de pan y "unos pocos peces pequeños".

En la primera multiplicación para los judíos, los apóstoles se llevaron 12 canastas de panes, y en el segundo, había suficientes restos de comida para llenar siete canastas. Según el sacerdote, los peregrinos guardan el recuerdo de este segundo milagro en Tel Hadar, que se encuentra a unos 10 kilómetros al norte del Parque Nacional de Hippos/Sussita, donde se encuentra el mosaico de la Iglesia Quemada.

ES FRUTA, SEGÚN OTRA ARQUEÓLOGA

Además, la arqueóloga Anat Avital, experta en mosaicos del período bizantino, que no está conectada a la excavación de Sussita, no apoya la posición de Eisenberg. Después de estudiar miles de mosaicos en la región y partes de Europa y el norte de África, ha sugerido firmemente que las llamadas hogazas de pan son en realidad fruta. Una pista, según indica, es "una herramienta de poda representada junto a una de las canastas".

En la era bizantina, ha precisado Avital, es raro encontrar arte simbólico en las iglesias. Por el contrario, explica que los artistas "muestran la vida terrestre, las cosas más inmediatas que necesitan: aire, agua, comida y protección contra enemigos, bestias, etc.".

Aún falta por excavar un 20% del mosaico y el arqueólogo principal Eisenberg ha indicado que el equipo seguirá discutiendo el significado del mismo. Mientras tanto, da la bienvenida al "debate saludable". "Tenemos suficientes milagros para todos", ha bromeado.

Para leer más