22 de octubre de 2020
21 de enero de 2020

El Papa Francisco recuerda que "no se paga" por ser cristianos y advierte de los "trepadores"

El Papa Francisco recuerda que "no se paga" por ser cristianos y advierte de los "trepadores"
El Papa pide una Iglesia libre de "lo mundano" y las "estrategias" que impiden la escucha "dócil" del Señor - EVANDRO INETTI/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

ROMA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha recordado que "no se paga para ser cristianos" sino que es "un don de Dios" y ha advertido de los "trepadores" que quieren hacer "carrera eclesiástica", durante su homilía de la misa matinal en la Casa Santa Marta.

"No hemos pagado nada para convertirnos en cristianos. Nosotros sacerdotes, obispos no hemos pagado nada para ser sacerdotes y obispos, al menos así pienso, ¿no? Porque hay, sí, los que quieren ir adelante en la llamada carrera eclesiástica, que se comportan de modo simoníaco, buscan influencias para convertirse en aquí, allá, los trepadores. No, pero esto no es cristiano", ha avisado el Pontífice.

Francisco ha indicado que en la vida ordinaria, en los negocios o en el trabajo, "tantas veces para tener un lugar más alto se habla con este funcionario, se habla con este gobernador, se habla con este de aquí". "Esto es escalar", ha subrayado, rechazando esta actitud.

Frente a esto, ha destacado la "gratuidad" con la que Dios ofrece este "don" de ser cristianos. "¿Por qué nos eligió el Señor? No, porque somos de una familia cristiana, de una cultura cristiana. No. Muchos de una familia y cultura cristiana rechazan al Señor, no quieren. ¿Pero por qué estamos aquí, elegidos por el Señor? Gratuitamente, sin ningún mérito, gratuitamente", ha insistido.

Así, el Papa ha invitado a "ser santos" que consiste en "custodiar el don, nada más", comportándose de tal manera "que el Señor permanezca siempre aquel que hace el don", y no que uno lo haga su "mérito".

Finalmente, ha pedido a los obispos y sacerdotes que no olviden a su rebaño. "Si nosotros los cristianos olvidamos al pueblo de Dios, incluso a los no creyentes, si nosotros los sacerdotes olvidamos nuestro rebaño, si nosotros los obispos olvidamos esto y nos sentimos más importantes que los demás, negamos el don de Dios", ha advertido.