20 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

Prestar atención al diaconado femenino y el ordenamiento de ancianos casados cobran fuerza en el Sínodo Amazónico

ROMA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los Informes de los Círculos Menores, que han divido por lenguas a los obispos que participan en el Sínodo de la Amazonía, y que recogen el sentir de todas las opiniones expresadas durante la asamblea sinodal piden prestar más atención al diaconado femenino y apoyan el ordenamiento de ancianos casados de fe probada, los 'viri probati', en condiciones específicas. También sugieren dar "más poder de votación a las mujeres".

Los documentos, a partir de los que se elaborará el documento final que será votado por los más de 180 padres sinodales presentes en el Vaticano, para que sea revisado en última instancia por el Papa, han sido publicados este viernes por la Oficina de prensa del Vaticano.

El Vaticano ha insistido en que las contribuciones que han sido entregadas a la Secretaría General del Sínodo ni "constituyen un documento oficial", ni son "un texto de magisterio", sino "un resumen de una discusión franca y libre entre los participantes en la asamblea".

El tema de la mujer está presente en más de un documento con la petición de reconocer, incluso con roles de mayor responsabilidad y liderazgo, el gran valor que ofrece su presencia en su servicio específico a la Iglesia en la Amazonía.

La mayoría de los Círculos Menores han pedido que se preste atención al tema del diaconado para las mujeres desde la perspectiva del Vaticano II, teniendo en cuenta que muchas de las funciones de este ministerio ya son realizadas por mujeres en la región de la Amazonía. En más de una intervención se ha sugerido que se dedique al tema otra asamblea de obispos, donde quizá se dé poder de votación a las mujeres.

A nivel general, han propuesto asimismo una cuidadosa reflexión sobre los ministerios de lectorado y acolitado también para que también puedan ser desempeñados por mujeres, religiosas o laicas, adecuadamente formadas y preparadas.

También han sugerido instituir un Sínodo Universal 'ad hoc' sobre la ordenación de hombres casados. Sobre este tema, las perspectivas difieren de un grupo de trabajo a otro aunque todos los padres sinodales han subrayado el valor del celibato como "un don que se ofrece a las comunidades indígenas" que "no está en discusión".

El Círculo Italiano A ha advertido del riesgo de que este valor se debilite o de que la introducción de los 'viri probati' pueda perder el impulso misionero de la Iglesia universal al servicio de las comunidades más alejadas.

PREFERIBLEMENTE INDÍGENAS

Si bien, la mayoría de los informes, principalmente los de los grupos español y portugués, han expresado su apoyo a "conferir el presbiterado a hombres casados, de buena reputación, preferiblemente indígenas elegidos por las comunidades de origen, pero bajo condiciones específicas".

A este respecto han indicado que estos sacerdotes "no deben ser considerados de segunda o tercera categoría, sino verdaderas vocaciones sacerdotales". Para algunos esto serviría para paliar el drama de muchas poblaciones a las que actualmente llegan los sacramentos una o dos veces al año.

Además, algunos padres sinodales han apostado por "un mayor protagonismo de los laicos" que evite el "clericalismo". El Círculo 'Español A' ha pedido, por ejemplo, que los hombres y las mujeres "reciban ministerios de manera equitativa, evitando el riesgo de clericalizar a los laicos".

Considerando la amplitud del territorio panamazónico y la escasez de sacerdotes, se ha planteado la hipótesis de la creación de un fondo regional para la sostenibilidad de la evangelización. Al mismo tiempo, han exhortado a enviar al Amazonas a misioneros que actualmente ejercen su ministerio sacerdotal en el norte del mundo y a renovar la vida religiosa y contemplativa en la región.

También han pedido "fortalecer" la formación de los sacerdotes: que sea no sólo académica, sino que se desarrolle en los territorios amazónicos con experiencias concretas al lado de las personas que sufren, en las cárceles o en los hospitales. También se han pedido seminarios indígenas donde se pueda estudiar y profundizar la teología local.

Además, han coincidido en que la Iglesia no debe "callar" ante la violencia contra los más vulnerables en la Amazonía y han condenado "la violación extractivista sistemática y la deforestación", dedicando un amplio espacio a la crisis climática.

PECADOS ECOLÓGICOS

En este contexto, han planteado incluir el tema de la ecología integral en las directrices de las Conferencias Episcopales y de incluir en la Teología Moral el respeto por la Casa Común y los pecados ecológicos, también a través de una revisión de los manuales y rituales del Sacramento de la Penitencia.

En más de un Círculo Menor se ha pedido la creación de un Observatorio Internacional de Derechos Humanos. Además, han sugerido que las parroquias "creen espacios seguros para los niños, los adolescentes y las personas vulnerables" y han reafirmado "el derecho a la vida de todos, desde la concepción hasta la muerte natural".

De los Círculos Menores también ha nacido la petición de dos centros de comparación, uno en la Amazonía y otro en Roma, entre los teólogos de la RELEP (Red de Estudios Pentecostales Latinoamericanos) y los teólogos católicos; y también han avanzado en la propuesta de introducir un "rito amazónico" de forma que "los símbolos y gestos de las culturas locales puedan ser valorados en la liturgia de la Iglesia en el Amazonas" aunque "preservando la unidad sustancial del rito romano".

También han sugerido la promoción del conocimiento de la Biblia, favoreciendo su traducción a las lenguas locales, así como la creación de un Consejo Eclesial de la Iglesia Panamazónica, una estructura eclesiástica vinculada al CELAM y conectada con la Repam y con las Conferencias Episcopales de los países amazónicos.

Por otra parte, han hecho hincapié en que el misionero está llamado a despojarse de la mentalidad colonialista, a respetar las costumbres, los ritos y las creencias; y aunque han reconocido que hay "sombras" en la historia de la Iglesia en la Amazonía, también han destacado las "luces". En este sentido, el Círculo Español A ha propuesto alentar los procesos de beatificación de los mártires de la Amazonía.

En los textos leídos en la asamblea sinodal, no han olvidado a las poblaciones en aislamiento voluntario y se pide que sean acompañadas por el trabajo de equipos misioneros itinerantes. También han dedicado espacio al tema de la inmigración, especialmente juvenil, pues hoy en día, el 80% de la población de la Amazonía está en las ciudades. En el frente pedagógico, se pide a la Iglesia que promueva la educación intercultural bilingüe y que fomente una alianza de redes universitarias especializadas en la ciencia del Amazonas.

Para leer más