22 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Sáhara.- La delegada de gobierno canaria considera su actuación "absolutamente correcta" y elude hablar de dimisión

ARRECIFE (LANZAROTE), 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias (PSOE), defendió hoy en Lanzarote que la actuación de su delegación ha sido "absolutamente correcta" en la resolución del conflicto de la activista saharahui Aminetu Haidar y eludió por completo hablar de su posible dimisión.

"La actuación ha sido absolutamente correcta conforme como uno tiene que actuar. Si uno tiene que hacer autocrítica creo que se ha actuado correctamente. En estos 32 días ha habido numerosas dificultades pero definitivamente todo se ha solvento favorablemente, satisfactoriamente como todos queríamos. Se ha preservado la vida de Aminetu sobre cualquier cosa y se ha logrado respetar su derecho, respetar su reivindicación y que regresara viva a su casa", argumentó.

La delegada de Gobierno canaria recalcó que desde su administración se ha hecho "un trabajo arduo, duro y bien hecho en la medida que hemos podido contribuir para tuviera un final feliz".

"Creo -sobre este asunto-- que hay que poner en valor la gestión que se ha hecho por parte del Gobierno de España que desde el primer momento se ha volcado con todos los esfuerzos posibles tanto diplomáticos, como políticos, como sociales pues para conseguir la salida que definitivamente ayer fue posible, que la señora Haidar volviera al Aaiún, a su casa", hilvanó la delegada.

CANDIDATURA A PRESIDENTA DE GOBIERNO CANARIO

Por otra parte, y sobre las posibles repercusiones del caso de Haidar en una candidatura como socialista a la presidencia de Canarias en las próximas elecciones autonómicas, Darias fue contundente. "Ese debate no se ha abierto en el partido y por tanto no cabe pronunciarse".

Reiteró, como en anteriores ocasiones que seguía trabajando en las competencias que le ha confiado el Gobierno de España como delegada en Canarias.

Darias aseguró también que el regreso a casa de la activista le producía una "enorme satisfacción y alegría", después de tomar parte en la inauguración del nuevo Centro de Inserción Social Ángel Guerra, en Tahíche (Lanzarote).