30 de septiembre de 2020
20 de diciembre de 2010

Wikileaks.- El Vaticano aprueba los transgénicos, pero los obispos no

ROMA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los documentos de la Embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede publicados por Wikileaks han revelado que el embajador Miguel H. Díaz señaló que la Iglesia da "un apoyo prudente" a la adopción de los 'organismos genéticamente modificados' (OGM) en la agricultura, pero que algunos obispos "no los aprueban", en un despacho del 19 de noviembre de 2009.

Además, Miguel Díaz sostiene que el responsable de la seguridad alimenticia y la biotecnología del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, monseñor James Reinert, declaraba que "el Vaticano ha aceptado la necesidad de impulsar la productividad agrícola" y que "el trigo genéticamente modificado podría tener un papel importante en este proceso", aunque "no todos en la Iglesia lo aprueban".

Reinert aseguraba, según estos papeles, que el Vaticano "no puede forzar a los obispos a apoyar la biotecnología" y que la oposición de los obispos "tiene que ver con su preocupación" acerca de los beneficios que consiguen "las grandes empresas, propietarias de las patentes de los cereales" a costa "de alimentar a los hambrientos".

Según señala el diario 'La Stampa', el embajador recordó también que en el pasado los obispos de Filipinas han protestado enérgicamente contra los OGM, mientras que el cardenal sudafricano Wilfrid Fox Napier sostenía que África "no necesitan alimentos modificados genéticamente, sino agua".

Asimismo, Díaz aseguraba que "si bien el mensaje del Vaticano sobre la protección del medio ambiente es fuerte y claro", su mensaje "sobre la biotecnología sigue siendo de bajo perfil". Díaz afirmaba que la Iglesia considera "la elección de si debe aceptar los OGM" como una decisión técnica para los agricultores y los gobiernos".

Díaz afirmaba que la Academia Pontificia de Ciencias había declarado "que no hay evidencia de que los transgénicos sean peligrosos" y que en lugar de eso, podría "ser parte de los esfuerzos para abordar la seguridad alimentaria mundial". Sin embargo, Díaz reconocía que el Vaticano no considera que sea conveniente desafiar a los obispos, cuando "por razones ideológicas o por ignorancia" se oponen a los OGM.

El pasado mes de octubre, un Congreso organizado por la Pontificia Academia de Ciencias señaló en sus declaraciones finales que los transgénicos no podían ser considerados como peligrosos y que su uso tendría "consecuencias positivas" para luchar contra el hambre en el mundo.

Sin embargo, el portavoz ante la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, aclaró que ésa declaración no era la posición del Vaticano, sino las conclusiones de un grupo de expertos reunidos por la Academia de las Ciencias para discutir sobre el tema de los OGM, que tiene el valor "de la autoridad científica que representan".