1 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Zapatero y Sarkozy dan por zanjadas sus diferencias y reafirman su cooperación en inmigración

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro francés del Interior, Nicolás Sarkozy, mantuvieron esta mañana una conversación telefónica por espacio de 30 minutos con la que dieron por zanjada la polémica surgida por su cruce de declaraciones sobre la inmigración ilegal y reafirmaron su cooperación para superar este fenómeno. Mientras, el presidente del PP, Mariano Rajoy compartió con Sarkozy a primera hora de hoy un desayuno de trabajo en el que coincidieron en la necesidad de hacer una política de inmigración europea.

Durante su conversación, Zapatero y el ministro del Interior francés coincidieron en la necesidad de dar una respuesta europea al problema de la inmigración y aclararon sus posiciones en esta materia reafirmando así los lazos de colaboración entre ambos países y aparcando las diferencias surgidas en los últimos días en este sentido. Asimismo, tanto el jefe del Ejecutivo como el ministro francés reafimaron también el buen y alto nivel de colaboración que hay y que debe seguir existiendo en la lucha contra el terrorismo entre España y Francia, según informaron las mismas fuentes.

Sarkozy se encuentra hoy en Madrid donde mantuvo un encuentro con el líder de la oposición. Tras dicha reunión ambos señalaron la inmigración irregular como el problema "más importante" dentro de la UE y acordaron trabajar dentro del Partido Popular Europeo para diseñar una política comunitaria de inmigración.

PROPUESTAS DEL PP

Además, Rajoy tuvo oportunidad de entregar a Sarkozy un documento con las propuestas del PP en esta materia, documento que ya ha sido presentado en la Junta Directiva Nacional y que el PP va a llevar al Parlamento. El líder popular informó al ministro francés sobre la conferencia de inmigración que el PP va a realizar el próximo fin de semana en Madrid, y a la que, según las mismas fuentes, acudirá un representante del Ministerio de Interior francés.

Asimismo, Rajoy, reclamó hoy que la Unión Europea prime en sus ayudas de cooperación a los países que colaboran en la lucha contra la inmigración ilegal y abogó por que la Unión Europea se ocupe de "las cosas que interesan y preocupan a la gente", por lo que pidió que el fenómeno de la inmigración sea eje de su política exterior. El presidente del PP aseguró que en los años que lleva en la acción política "nunca he visto un error tan descomunal" como la política que aplica el Gobierno a la inmigración ilegal, y señaló que se debe abordar desde "la seriedad y la sensatez pero con algún criterio, aunque sea malo".