4 de abril de 2020
25 de agosto de 2008

Accidente Barajas.- Alertan de que sobrevolar Soto de Viñuelas es "una ruleta rusa que provocará otro accidente

Critica que el avión despegara hacia el norte con un viento de cola de siete nudos porque eso podría haber dificultado la maniobra

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Afectados de Tres Cantos por el Ruido y Riesgo de los Aviones (PA3CA) alertó hoy de que las rutas aéreas previstas por Aena para los aviones que dejan el aeropuerto de Barajas en sentido norte son una "ruleta rusa" debido a que sobrevolando el Soto de Viñuelas, una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), existe el riesgo de que, "tarde o temprano, haya otro accidente".

El portavoz de PA3CA, Pedro López, explicó a Europa Press que la presencia de las aves "crea problemas de seguridad" y que "más de una vez aviones han chocado contra aves y han tenido que volver a Barajas y aterrizar de emergencia".

"Algún día habrá otro accidente, es una ruleta rusa, y además Aena infringe mucha legislación medioambiental, porque el Soto de Viñuelas está protegido como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y está dentro de la Red Natura 2000 y de la red de Parques Regionales de la Cuenca Alta del Manzanares, que impiden que haya ruido o se pueda sobrevolar la zona, pero les da igual y cada día pasan más de 300 aviones por allí", apuntó.

Además, subrayó el temor que existe en Tres Cantos de que algún día "un ave se meta en el motor de un avión y se caiga encima". "Es un riesgo de seguridad, y el accidente del pasado miércoles nos lo ha recordado", apostilló López.

VIENTO DE COLA

Por otra parte, el líder vecinal indicó que una de las circunstancias que pudieron causar el accidente en el MD 82 que se incendió en la terminal 4 del aeródromo madrileño mientras intentaba despegar, causando la muerte a 154 personas e hiriendo a otras 18, podría ser el viento.

Según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Rivera, en torno a las 14.30 horas de la tarde del miércoles, cuando tuvo lugar el siniestro, el viento se mantenía a una velocidad "irrelevante", que se mantuvo en torno a los 11 kilómetros por hora --siete nudos-- de componente sur, es decir, "viento de cola".

López explicó a Europa Press que "el límite máximo que puede soportar un avión como el MD 82 es de diez nudos" y que además "lo normal en todos los aeropuertos del mundo es que se despegue con el viento en contra, y no de cola, porque eso facilita ir más rápido y que no se acabe la pista".

Precisamente la hipótesis de que el piloto de Spanair, también fallecido en el siniestro, hubiera apurado la pista demasiado por causas que aún se desconocen es otra de las posibles explicaciones del siniestro.

El portavoz de PA3CA continuó explicando que si el avión despegó de todos modos, a pesar de que el viento era poco favorable, fue porque "el aeropuerto está tan cerca de Madrid que molesta a los vecinos, y como se quejan, con razón, Aena evita que los aviones salgan hacia el sur y los desvían por las rutas de norte, aunque el viento dificulte el despegue", concluyó.