31 de marzo de 2020
11 de septiembre de 2008

El Cabildo de La Gomera rinde homenaje a las veinte víctimas que perdieron la vida en el incendio de 1984 en la isla

SAN SEBASTIÁN DE LA GOMERA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del vigésimo cuarto aniversario del incendio que sufrió La Gomera el 11 de septiembre de 1984, y en el que perdieron la vida veinte personas un representante del Cabildo insular depositó hoy en el monumento que se levanta en el Roque de Agando varias coronas de flores en homenaje a quienes fallecieron en la lucha contra el fuego, según informó hoy la corporación insular en una nota.

Las llamas que asolaron La Gomera en 1984 se iniciaron en la zona de La Laja y alcanzaron la carretera que circunda el Roque de Agando, donde se produjo el fallecimiento de 20 personas, en su mayoría jóvenes que realizaban labores de extinción como voluntarios, muchos de ellos gomeros.

También entre los fallecidos se encontraban el gobernador Civil de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, Francisco Afonso, su secretario particular, Bartolomé Alonso Torres y un guardia civil de servicio. Las secuelas del incendio dejaron marcados a muchos ciudadanos de la isla colombina, que no olvidarán aquellos momentos de angustia y desesperación por lo que aconteció.

UN HECHO QUE CONMOCIONÓ A CANARIAS

A pesar de los años, nunca se esclarecieron las causas del suceso que conmocionó a toda Canarias pues, según explicó el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, "allí perdieron la vida muchas personas que, amantes de su tierra, trataban de minimizar el impacto devastador isla".

El representante insular señaló que el "sencillo y sentido homenaje que hoy tiene lugar se celebra desde el respeto a los familiares y las víctimas, y es un gesto con el que queremos transmitir nuestro afecto a todos los que dieron su vida por defender el patrimonio de la isla".

Curbelo recordó, por último, que el monumento erigido en memoria de las víctimas en uno de los márgenes de la carretera TF-713, frente a Los Roques, en el Parque Nacional de Garajonay, es obra del autor José Abad, y consiste en una escultura de acero, con indicativo de todas las personas fallecidas.