16 de octubre de 2019
31 de agosto de 2009

Dos detenidos en Huelva por robar presuntamente gran cantidad de cableado de cobre, valorado en 26.000 euros

HUELVA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Puesto de Aljaraque, pertenecientes a la comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han procedido a la detención de dos hermanos, vecinos de Corrales y cuyas iniciales se corresponden con C.R.P., de 52 años de edad, y con J.R.P., de 37; como presuntos autores de un delito de robo continuado y daños por sustraer gran cantidad de cableado de cobre, valorado en más de 26.000 euros.

Según informó la Guardia Civil en una nota, el pasado día 24 de agosto, se presentó denuncia por parte del Ayuntamiento de Aljaraque, en la que se manifestó que días antes habían sustraído una elevada cantidad de cableado de cobre, perteneciente al alumbrado público de varias calles de Corrales-Aljaraque, con el consiguiente peligro para los viandantes, debido a que las terminaciones que quedaban al aire estaban alimentadas. La valoración del material robado, sin contabilizar el arreglo y las averías ocasionadas, alcanzaba la cifra de 26.940€.

Iniciadas las investigaciones por la Guardia Civil de Aljaraque para determinar la autoría del robo, éstas condujeron hasta un garaje de Corrales y propiedad de los detenidos, donde los agentes pudieron comprobar que en sus proximidades se hallaba una gran cantidad de plásticos, correspondientes a los envoltorios del cableado eléctrico.

Asimismo pudieron observar desde fuera que desde el interior del garaje sobresalían cables de cobre, ya sin su envoltura. De este modo, los propios agentes comprobaron durante sus investigaciones que en una conocida empresa onubense, que se dedica a la recogida de cobre, las últimas transacciones realizadas por los dos detenidos, verificando así que en los últimos cuatro días, habían realizado cuatro ventas en dicha empresa.

Con todos estos datos, el pasado día 29 de agosto, se procedió a la detención de los dos hermanos, quienes fueron trasladados hasta dependencias policiales donde prestarían declaración.

Por último, la Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias que fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Huelva.