28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
23 de febrero de 2010

El matrimonio fallecido en Rubite (Granada) será incinerado en La Mamola, donde eran "vecinos muy conocidos"

El municipio ha declarado tres días de luto y, como Rubite, ha suspendido los actos programados para el Día de Andalucía

POLOPOS-LA MAMOLA/RUBITE (GRANADA), 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El matrimonio fallecido ayer a consecuencia del desplome del techo del cortijo en el que se encontraban, en Rubite (Granada), será incinerado en Polopos-La Mamola, localidad de la costa granadina donde vivían hace siete años y en la que eran unos vecinos "muy conocidos, queridos e implicados".

Según explicó a Europa Press el alcalde del municipio, Pedro Fernando García Díaz, sus cenizas serán esparcidas una vez que se trasladen desde Londres sus familiares, en concreto la única hija del matrimonio y los hermanos de ambos. Además, está previsto que se oficie una misa en recuerdo de Christopher y Christine M., de 64 y 63 años, y que en ella participe el coro municipal, que ha pedido expresamente cantar en la ceremonia.

Las banderas de Polopos-La Mamola ondean hoy a media asta y el Ayuntamiento ha declarado tres días de luto y suspendido, como ya hiciera el municipio de Rubite, los actos programados para el Día de Andalucía, que ha pospuesto un mes.

El matrimonio, que se encontraba en el comedor de la vivienda de unos amigos también de nacionalidad británica pasando unos días en Rubite cuando le cayó encima el techo del inmueble, cuentan con "muchos conocidos" en el municipio en el que vivían. De hecho, eran "muy participativos" en sus actividades y tomaban clases en la Escuela de Adultos para perfeccionar su castellano.

Los cuerpos sin vida de Christopher y Christine se encuentran en el Instituto Anatómico Forense de Granada y se prevé que mañana sean trasladados al tanatorio municipal, donde vecinos y conocidos de la pareja le darán el último adiós antes de que sean incinerados.

Por otra parte, el alcalde de Rubite, Arsenio Vázquez, mantiene que el desplome de la vivienda se pudo deber al corrimiento de parte de una ladera cercana a la vivienda por las intensas lluvias caídas en los últimos dos meses que provocó acumulación de tierra en el techo que después se derrumbó.

En declaraciones a Europa Press, explicó que esa es la principal tesis que manejan los técnicos municipales que hoy están analizando la vivienda siniestrada, a la espera de concluir el informe que están redactando. El cortijo, ubicado a unos tres kilómetros de casco urbano de Rubite, en dirección a Órgiva, tenía apenas 40 años, por lo que se descarta en principio que el suceso se produjera por un problema en la estructura.