23 de febrero de 2020
30 de noviembre de 2008

La mujer asesinada en Pontevedra "suplicó" la libertad para su pareja, según el director de la cárcel de A Lama

El responsable de la prisión afirma que el presunto asesino cumplía todos requisitos y tenía informes favorables para el permiso

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la cárcel de A Lama, José Antonio Gómez Novoa, aseguró hoy que la mujer que ayer fue asesinada en Pontevedra "le suplicó" hace unos días que le concediera el tercer grado penitenciario a su pareja, un hombre que estaba de permiso carcelario durante una condena por malos tratos a su ex mujer.

El responsable de la prisión explicó, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, que había atendido personalmente a la víctima en varias ocasiones, la última el pasado martes donde ella "le suplicó" que se le concediera el tercer grado a su pareja. "Incluso me sorprendió que incidiera en que había una persecución hacia su compañero a no concedérselo", subrayó.

Gómez Novoa resaltó que tanto él como otros funcionarios de la prisión había dedicado "mucha atención" a la mujer asesinada ayer y había hablado con ella en varias ocasiones, y nada hacía prever el trágico desenlace.

En este sentido, el director de la cárcel aseguró que el hombre que asesinó ayer a su novia cumplía con todos los requisitos necesarios para disfrutar del permiso carcelario, propuesto por la junta de tratamiento y actualizado por el juez de vigilancia y que se pensó que no iba a repercutir de "forma desfavorable".

"El interno cumplía una condena por amenaza y resistencia no era muy elevada: dos años, siete meses y 25 días, por lo que se le concedió un permiso de cuatro días para la preparación para la vida y libertad", manifestó Gómez Novoa.

CONDUCTA NORMAL DEL PRESO.

Gómez Novoa señaló que la conducta del agresor era "normal" y que tenían un conocimiento exacto tanto del preso como de su compañera sentimental. Además, señaló que todos los informes eran favorables a la concesión del permiso, por lo que era imposible prever los acontecimientos.

"El centro adoptó todas las medidas necesarias. Se comunicó la salida de permiso a la Unidad de Violencia de género, a las Fuerzas de Seguridad, al Servicio Gallego de Protección de Igualdad del Hombre y la Mujer, además de la instalación del GPS", explicó.

El director de prisión de A Lama manifestó que intentaban tomar las decisiones correctas para que "los internos salgan en las mejores condiciones posibles", aunque reconoció que a veces los informes fallan, ya que "no podemos saber lo que hay en la mente humana".