21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    La Policía desarticula en Alicante una banda acusada de acordar matrimonios ilegales para regularizar extranjeros

    ALICANTE, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado una organización que, supuestamente, acordaba matrimonios ilegales entre mujeres españolas y hombres de origen subsahariano, para regularizar la situación de los extranjeros, según informaron en un comunicado fuentes de este Cuerpo de Policía. Como consecuencia de las investigaciones, los agentes detuvieron al jefe de la banda.

    La operación se ha realizado por parte de funcionarios de la Brigada de Extranjería de Alicante conjuntamente con la Comisaría General de Extranjería de Madrid y la Jefatura Superior de Policía de las Islas Baleares.

    Los hechos comenzaron cuando los policías que revisaban la documentación que la administración recibe para la regularización de extranjeros detectaron anomalías en varios expedientes, todos ellos de uniones entre mujeres españolas y hombres subsaharianos.

    Los agentes iniciaron las investigaciones al sospechar que podía tratarse de matrimonios de conveniencia, es decir, la unión de ciudadanos extranjeros con españoles sin que haya mediado relación entre ellos, para que el extranjero pueda conseguir la documentación necesaria para residir de modo legal en España.

    De este modo, los policías localizaron un entramado delincuencial que captaba inmigrantes ilegales, principalmente del continente africano, a los que facilitaban una serie de documentos para poder contraer matrimonio con mujeres españolas, a cambio de importantes sumas de dinero. Las uniones eran, en su mayoría, con mujeres de etnia gitana o con bajos recursos económicos, a las que abonaban un pequeño importe económico por contraer matrimonio con estos hombres.

    Entre los documentos necesarios para poder casarse, y que la banda facilitaba, se encontraban certificados de asistencia a cursillos prematrimoniales o certificados de empadronamiento y similares para aparentar que la pareja tenía una vida en común de cierta duración.

    Ante estos hechos, los agentes detuvieron al cabecilla de la organización por los delitos de falsedad documental, favorecimiento de la inmigración ilegal y asociación ilícita, así como por tener vigente una orden de detención e ingreso en prisión por tráfico de drogas. El detenido, de 36 años, pasará a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Alicante.