5 de diciembre de 2020
19 de agosto de 2007

Policía Nacional detiene en Palma a un matrimonio italiano por simular un robo para cobrar el seguro de viaje

PALMA DE MALLORCA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Centro de la Policía Nacional en Palma de Mallorca detuvo al matrimonio de nacionalidad italiana compuesto por S.M, de 45 años de edad, y M.C.M, de 42 años, que denunció haber sido víctima en dos ocasiones de robos con intimidación mediante arma blanca por parte de un individuo que cubría su rostro con un casco de motorista.

Según un comunicado difundido hoy por la Jefatura de las Illes Balears, la similitud de las denuncias de ambos cónyuges, "en las que aportaba un folio manuscrito con la totalidad de lo sustraído", así como la valoración pormenorizada de cada prenda, joya y demás efectos robados, hizo concluir a los agentes que se trataba de la simulación de un delito con el objetivo de cobrar el seguro de viaje.

Además, esta impresión se vio reforzada por la "sospechosa coincidencia" de que en ambos casos manifestasen con rotundidad que no podrían reconocer a su asaltante, por lo que los funcionarios resolvieron que declararan de nuevo por separado, hallándose contradicciones entre ambos testimonios que sirvieron para corroborar las sospechas de los policías.

Finalmente, los investigadores realizaron un registro del vehículo de los ahora detenidos en la madrugada del pasado viernes, 17 de agosto, cuando el matrimonio se disponía a abandonar la isla en barco hacia Valencia, hallando en su interior objetos que antes habían denunciado como sustraídos, entre los que figuraba una cámara fotográfica, varios teléfonos móviles, una videoconsola y ropa, por lo que fueron detenidos de inmediato.

Cabe señalar que, una vez en Comisaría y en su declaración ante el abogado, ambos reconocieron los hechos y apuntaron el mismo móvil que los agentes de la Policía Nacional ya suponía, cobrar el seguro de viaje; aunque no fueron ingresados posteriormente en los calabozos porque les acompañaba su hija de 10 años de edad, quedando a disposición judicial.

Se da la circunstancia de que el matrimonio italiano había solicitado del seguro de viaje --que muchos turistas contrata en sus desplazamientos esta época del año-- una indemnización anticipada de 250 euros para la adquisición de bienes de primera necesidad, como ropa y productos de higiene personal, entre otros.