2 de diciembre de 2020
4 de enero de 2012

Gitanos y senegaleses aplacan la tensión tras el crimen del Besòs

Gitanos y senegaleses aplacan la tensión tras el crimen del Besòs
EUROPA PRESS

Generalitat y Ayuntamiento descartan el móvil racista

BARCELONA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Colectivos de gitanos y senegaleses trabajan para apaciguar los ánimos y aplacar la tensión motivada por la muerte este martes de un senegalés de 32 años tras recibir un disparo en el pecho en el barrio barcelonés del Besòs, por el que han sido detenidos cuatro miembros de una clan gitano.

Unos y otros han tratado de enfriar los ánimos después de que durante la noche del martes se registrasen altercados en el barrio con algún contenedor volcado y cristales rotos, lo que motivó una carga policial.

Prueba de la voluntad conciliadora para evitar que el conflicto entre colectivos vaya a más es la rueda de prensa conjunta que han convocado para el mediodía de este miércoles asociaciones gitanas y senegalesas.

A lo largo de este martes se han desencadenado las declaraciones para evitar una "espiral de violencia" a raíz del suceso, y tanto entidades gitanas como Unión Romani y la Federació d'Associacions Gitanes de Cataluña (FAGiC) se han solidarizado con el pueblo senegalés y han condenado el asesinato.

En la misma línea, los 150 senegaleses y vecinos del Besòs que se han manifestado este miércoles por la tarde para condenar el suceso: lo han hecho de forma pacífica tras el lema 'Todos somos vecinos. No a la intolerancia' y acallando las voces puntuales que han lanzado alguna consigna contra el colectivo gitano.

También desde las instituciones se ha ceñido a un hecho puntual el crimen, y tanto el conseller del Interior, Felip Puig, como el alcalde, Xavier Trias, y la portavoz del PSC en el Ayuntamiento, Assumpta Escarp, han rechazado el móvil racista.

Pese a insistir en que se trata de un hecho puntual, Puig ha considerado que "es un grave error negar que la diversidad genera conflictos", algo que, a su juicio, se ha hecho a través de una visión que ha calificado de 'buenista'.

DETENIDOS CON ANTECEDENTES

Los cuatro detenidos de un clan gitano por su presunta implicación en la muerte del senegalés acumulan más de 60 detenciones por robos, tráfico de drogas y peleas.

El comisario jefe de la Región Policial de Barcelona, Joan Carles Molinero, ha especificado que se trata de un padre de familia y sus tres hijos; uno de ellos, de 28 años, presunto autor material del disparo mortal.

Ha explicado que todo empezó cuando un grupo de jóvenes senegaleses estaba jugando al fútbol en la calle y el padre les increpó, la pelea "fue a más" ya que empezaron a bajar familiares y amigos de ambos colectivos hasta que se convirtió en tumultuaria, resultando heridas leves varias personas de los dos bandos.

La hipótesis que toma fuerza, ha asegurado el comisario, es la de una "sencilla y breve discusión" cuando el padre les recriminó al grupo que estuvieran jugando a la pelota.

Según Molinero, se produjo un solo disparo de un arma que no ha podido ser recuperada todavía, y por el momento la policía no ha encontrado otras armas en la zona.

La víctima, de 32 años, estaba entre ellos desde un primer momento, aunque parece ser que el disparo no iba apuntando hacia él y no tenía un objetivo "claro y específico", a la espera de que los análisis periciales confirmen este extremo.