23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 22 de julio de 2019

    La Xunta señala la necesidad de dotar a los cascos históricos de servicios "para que no sean solo espacios turísticos"

    Anuncia, junto al Ayuntamiento de Santiago, la apertura de una consulta a operadores para desplegar fibra en la zona vieja compostelana

    La Xunta señala la necesidad de dotar a los cascos históricos de servicios "para que no sean solo espacios turísticos"
    En el centro, el conselleiro de Cultura durante el acto.EUROPA PRESS

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, ha destacado este lunes la responsabilidad de las administraciones de dotar de los servicios necesarios a los cascos históricos de las ciudades "para que no se conviertan solo en espacios turísticos donde no vive la gente".

    Así lo ha señalado Rodríguez en la inauguración de la jornada 'A conectividad dos casos históricos', llevada a cabo en el Museo das Peregrinacións de Santiago, a la cual también han acudido, entre otros, el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, y la directora de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), Mar Pereira.

    En dicha jornada, en la que se ha presentado el primer catálogo de soluciones para facilitar la extensión de fibra óptica en estas zonas, el conselleiro de Cultura ha subrayado la responsabilidad por parte de la sociedad y de las administraciones de conservar los cascos viejos, aunque ha reivindicado la necesidad de dotarlos de servicios para convertirlos en "espacios agradables para vivir".

    También ha explicado que la guía presentada este lunes define a los operadores técnicos "cómo hacer las cosas" para así "preservar los cascos históricos y que haya vida" en ellos.

    Para la elaboración de esta guía se partió del caso concreto de Santiago de Compostela y, en colaboración con el Ayuntamiento, con el Consorcio de Santiago y con un equipo multidisciplinar, integrado por arquitectos, ingenieros de telecomunicación y técnicos, se elaboraron una serie de propuestas "viables y extrapolables" a otros conjuntos históricos.

    SOLUCIONES

    Entre las soluciones que ofrece la guía para el despliegue de fibra óptica, y que han sido pactadas y evaluadas por Patrimonio, están el trazado por cornisa, el soterramiento o el despliegue de la fibra óptica a través de las redes de saneamiento.

    Román Rodríguez ha insistido que como pasó en otros siglos, cuando fue necesario dotar a los cascos viejos de las urbes de saneamiento y electrificación, la fibra óptica en la actualidad es necesaria para "facilitarle la vida a la gente". En el documento, "se le dice a las empresas cómo deben hacer las cosas" y se les da "certeza y seguridad jurídica", ya que "si cumplen esos parámetros no van a tener problemas en la ejecución".

    "PRIMER PASO"

    La directora de la Amtega ha subrayado que esta guía es el "primer paso" de un trabajo conjunto de las administraciones que "llevó su tiempo". "Una labor para buscar soluciones a una problemática que no es exclusiva para Galicia", ha recordado.

    Así, ha explicado que el documento recoge soluciones técnicas para el despliegue de la fibra óptica en Santiago "compatibles con la conservación del patrimonio". Así, también ha reiterado que la conectividad es "vital para que las ciudades tengan vida".

    En este sentido, ha anunciado que la Xunta y el Ayuntamiento de Santiago abrirán una consulta al mercado, después de verano, para que los operadores presenten proyectos de despliegue de fibra óptica en el caso histórico de Compostela, en base al 'Catálogo de Solucións Técnicas' presentado este lunes, que ha sido aprobado recientemente por el Gobierno gallego.

    De esta forma, ha indicado que los proyectos que presenten los operadores deberán detallar el modelo de despliegue y de financiación, indicando, si fuese necesario, la inversión pública que requeriría la actuación.

    "GRAN RETO"

    Para el alcalde de Santiago, el "gran reto" de los centros históricos es "mantener la población y la actividad económica", por lo que tanto las personas que viven como los negocios "necesitan conectividad".

    En este sentido, ha recordado que el Consorcio de Santiago realizó un plan de infraestructuras donde incluía las actuaciones necesarias para la zona vieja de la ciudad que calculaba en 110 millones de euros la inversión necesaria, "un coste absolutamente fuera del alcance de la capacidad inversora de las administraciones públicas".

    Por eso, según Bugallo, hay que buscar fórmulas que permitan inversiones que sean "económicamente viables" además de "técnicamente factibles" y así incorporar las últimas tecnologías. "Una ciudad histórica no puede ser viva y habitada si no es capaz de ofrecer a los residentes una calidad de vida similar al resto del municipio", ha sentenciado.