27 de octubre de 2020
30 de julio de 2020

Día de la Tarta de Queso: Once versiones diferentes y dónde disfrutarlas

Día de la Tarta de Queso: Once versiones diferentes y dónde disfrutarlas
Tarta de queso realizada con Parmigiano Reggiano - D.O. PARMIGIANO REGGIANO - ARCHIVO

   MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El 30 de junio se celebra el 'Día de la Tarta de Queso', un postre conocido internacionalmente y que adopta diferentes versiones y texturas. Su origen se remonta a la Antigua Grecia, aunque hay historiadores que lo sitúan ya en el Neolítico, cuando los antepasados consiguieron domesticar a sus ovejas. Así, ha llegado hasta nuestros días en estilos variados, pero que todos ellos tienen en común el hacernos disfrutar con cada uno de sus bocados. ¿Quién se puede resistir a alguno de ellos? Desde aquí os recomendamos algunos restaurantes para disfrutarla.

   En Cilindro (c/Don Ramón de la Cruz, 83, Madrid) celebran este día con una tarta de queso con helado de miel y compota de manzana. La fusión asturiana y peruana del chef Mario Céspedes se percibe en la elección de un queso como el azul de La Peral de sabor asturiano, que acompaña con manzana y miel.

   En La Malaje (Plaza de la Paja, 10, Madrid), donde el chef Manuel Urbano busca hacer viajar a sus comensales al Sur a cada bocado, apuesta en su carta por una tarta de queso payoyo en dos texturas.

   Mientras, en el Café Comercial (Glorieta de Bilbao, 7, Madrid), uno de los locales icónicos de la vida cultural madrileña, el chef Pepe Roch elabora una tarta de queso tostada al horno con un interior cremoso, acompañada de frutos rojos y helado de galleta artesana. Una propuesta dulce que se puede disfrutar en barra, en el restaurante o en la terraza.

   Por su parte, el chef Nino Redruello no duda en seducir a sus comensales a la hora del postre en Fismuler (c/Sagasta, 29, Madrid) con su tarta de queso. Una 'cheesecake' cremosa para la que utiliza hasta tres tipos de quesos (fresco, ahumado y azul), aunque el truco para conseguir esa textura tan especial es que el huevo se cuaje del todo en el horno para que no quede del todo cocinada y se desborde por los lados.

   Para los que prefieren disfrutar del día de la 'cheesecake' con buenas vistas, nada mejor que hacerlo en El Jardín de Diana, la terraza del Hyatt Centric Gran Via Madrid (c/Gran Vía, 31, Madrid). Desde la azotea podrás degustar de su vasito dulce de tarta de queso, crumble y frutos rojos con increíbles vistas de la capital.

   En Prístino (c/Eduardo Dato, 8, Madrid) apuestan por una tarta de queso potente de sabor, gracias a la mezcla de hasta cuatro variedades diferentes de quesos como el Idiázabal, azul, cabra y queso crema, que da como producto final una tarta jugosa, pero que no llega a estar líquida.

   También está la apuesta de Estimar (c/Marqués de Cubas, 18, Madrid), un espacio donde disfrutar del mundo marino proveniente de las costas catalanas, gallegas y andaluzas, por una tarta de queso elaborada a base de harina de trigo y de almendra, relleno de queso crema y aromatizado con ralladura de limón, lima y naranja y que se llega a la mesa acompañada con una mermelada de fresas casera servida aparte.

   Otra opción distinta, elaborada con queso cremoso de la cordillera Cantábrica, es la propuesta que hacen en La Madreña en los varios restaurantes que tiene la marca en Madrid. Con una receta secreta que pasa de generación en generación, pero en la que nunca falta la materia prima proveniente de los profundos valles de la Cordillera Cantábrica.

DEL NORTE AL SUR DE ESPAÑA

   Por su parte, en Nebak, tanto en su restaurante de Madrid como el de Bilbao, apuestan por una tarta de queso cremosa, con toffe de café, mora, helado de manzana Granny Smith y mini manzana bañada en caramelo, una explosión de sabores en boca para celebrar esta jornada.

   Dani García también busca sorprender con este postre por antonomasia en Bibo, su brasserie andaluza con locales en Madrid, Marbella (Málaga) y Tarifa (Cádiz). El chef malagueño ofrece a sus comensales una 'cheesecake' elaborada con queso payoyo, que se sirve al estilo americano con una receta tradicional y jugosa que se cubre de mermelada casera de frambuesa y helado.

   Finalmente, en Essentia, localizado en Tarancón (Cuenca), ponen en su carta su apuesta por sus quesos para este tradicional postre y sorprende con su tarta de queso manchego para mostrar el valor de los productos de proximidad y de la zona.

Para leer más