4 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

Qatar pide disculpas por obligar a desnudarse a algunas viajeras durante registros en el aeropuerto

Qatar pide disculpas por obligar a desnudarse a algunas viajeras durante registros en el aeropuerto
Avión de Qatar Airways - STEVE PARSONS/PA WIRE/DPA - ARCHIVO

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Qatar ha pedido públicamente disculpas tras conocerse que las fuerzas de seguridad del aeropuerto internacional de Hamad habían obligado a desnudarse a varias pasajeras después del hallazgo de un recién nacido abandonado en los lavabos de una de las terminales.

Las autoridades qataríes argumentaron en un primer momento que esta medida, adoptada en torno al 2 de octubre, tenía como objetivo descubrir si las mujeres habían dado a luz recientemente. De hecho, algunas de las demandantes aseguraron que llegaron a someterlas a un examen ginecológico, según informó en su momento una enfermera australiana al diario 'The New York Times'.

Tras defender inicialmente la situación, Qatar ha terminado capitulando y ha ofrecido este viernes una disculpa completa y sin paliativos. "Sus excelencias el primer ministro y el ministro del Interior han expresado las más sinceras disculpas del Gobierno de Qatar por lo que han padecido algunas viajeras como resultado de estas medidas", según un comunicado recogido en la página web del Ministerio de Información qatarí.

La investigación preliminar de las autoridades qataríes ha revelado que los responsables de los exámenes violaron el protocolo habitual "y por ello se les ha ordenado que respondan de ello ante la Fiscalía pública".

Las pasajeras afectadas se cifran en casi una veintena, la mayoría de las cuales, 18, viajaban a bordo de diez aviones que hacían escala en el aeropuerto cuando se dirigían a Australia, según ha informado el Gobierno australiano, impulsor de esta demanda. Trece pasajeras son de nacionalidad australiana, mientras que el resto de afectadas ha preferido, de momento, ocultar su identidad.

El recién nacido se encuentra bajo atención médica en un hospital de la capital de Qatar, Doha, y en buen estado de salud, según el Gobierno qatarí.

Para leer más