31 de marzo de 2020
10 de marzo de 2014

American Airlines y JetBlue ponen fin a una alianza de casi cuatro años

American Airlines y JetBlue ponen fin a una alianza de casi cuatro años
CHRISTIAN BRINCKMANN

NUEVA YORK, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

American Airlines (AA) y la compañía estadounidense de bajo coste JetBlue ha puesto fin a su acuerdo comercial, firmado en el año 2010, mediante un acuerdo interlíneas por el que ambas aerolíneas intercambiaban 'slots' --derechos de aterrizaje y despegue--, la ruptura se produce después de que AA haya logrado salir de la bancarrota.

De esta forma, a partir del próximo 1 de abril, los pasajeros de ambas aerolíneas no podrán ya beneficiarse de las ventajas de acumular millas o puntos cuando viajaban con cualquiera de las dos compañías, que hasta ahora compartían programas de fidelización, en las conexiones en los aeropuertos de Nueva York y Boston.

En un comunicado conjunto, las dos compañías señalaron que trabajan para que la nueva situación tenga el menor impacto en sus clientes.

JetBlue Airways comenzará a operar tres nuevas rutas desde el Ronald Reagan Washington National Airport (DCA) hacia Charleston (Carolina del Sur), Hartford (Connecticut) y Nassau (Bahamas) a partir del 19 de junio.

Estas seis nuevas frecuencias diarias representan en total la mitad de los nuevos vuelos de JetBlue que ha adquirido mediante la compra de 'slots', como resultado de la fusión de American Airlines y US Airways.

AMR Corporation, matriz de American Airlines (AA), y US Airways formalizaron en diciembre la fusión de ambas aerolíneas estadounidenses, creando la mayor aerolínea del mundo, por delante de United Continental --fruto de la unión en 2010 de las otras dos compañías que le dan nombre-- y de Delta Airlines, un gigante valorado en unos 13.000 millones de euros.

A finales de noviembre, el Tribunal de Quiebras de EE.UU. dio luz verde al acuerdo alcanzado entre AMR, la compañía US Airways y el Departamento de Justicia de EE.UU., para autorizar la fusión entre ambas compañías, que permitió a AA salir de su situación de bancarrota y concluir el proceso de unión con su rival.

El Departamento de Justicia alcanzó a mediados de agosto un acuerdo con American Airlines y US Airways para autorizar su fusión que exigía a cambio a las aerolíneas varias inversiones en grandes aeropuertos y ceder parte de sus 'slots'.