9 de abril de 2020
9 de abril de 2014

Pastor dice que, mientras sea ministra, los españoles no pagarán "un euro" para rescatar autopistas

Pastor dice que, mientras sea ministra, los españoles no pagarán "un euro" para rescatar autopistas
HOSBEC

Dice que los españoles están pagando 483 millones de los préstamos participativos que concedió a las vías el anterior Gobierno

  MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado este miércoles que, mientras ella siga al frente del Ministerio, los españoles no pagarán "ni un euro" para rescatar a las empresas concesionarias de las autopistas de peaje, de cuya quiebra ha responsabilizado a los socialistas.

   En una interpelación sobre la situación de las autopistas de peaje y la posibilidad de que acaben rescatadas con dinero público, planteada por el socialista Rafael Simancas, la ministra ha asegurado que el Gobierno "trabaja para que la decisión que se tome no cueste un euro a los españoles, para que el Estado no tenga que poner ni 5.000 ni 3.000 millones".

   "Todo el trabajo que estamos haciendo es con el fin de buscar soluciones que hagan posible que a los ciudadanos no les cueste ni un solo euro. Y, desde luego, mientras yo sea ministra no le va a costar ni un euro a ningún español, porque cuando decimos una cosa la hacemos. Tienen mi compromiso de que esto será así", ha apostillado.

   A renglón seguido, ha insistido en que el objetivo es conseguir que, sin tener que inyectar dinero público, las autopistas de peaje "puedan seguir funcionando" y "generen ingresos suficientes para pagar los intereses de la deuda". Además, ha asegurado que cuando la decisión esté tomada estará "encantada" de explicarla en el Congreso.

CULPA DEL PSOE

   Pastor también ha aprovechado para criticar al anterior Gobierno del PSOE por no haber reaccionado ante los "signos clarísimos" de los problemas que ya atravesaban las concesionarias de peajes --manifestados por ejemplo en la caída "vertiginosa" de los tráficos--, y que cuando por fin se decidió a tomar medidas, éstas fueron costosas para los españoles, ya que se optó por las cuentas de compensación y los préstamos participativos.

   "El Gobierno socialista llegó a esto tarde, mal y a rastras, y no se puso a tomar medidas hasta 2010. ¡Y qué medidas!", ha lamentado, recordando que los españoles están pagando 483 millones de euros de los préstamos participativos y más de 80 millones de las cuentas de compensación.

   Es más, el PSOE tampoco tomó medidas para evitar el aumento de los precios de las expropiaciones que estaban decretando los tribunales, acudiendo a las declaraciones de lesividad. En este sentido, Pastor ha negado que el incremento de los justiprecios tuviera nada que ver con la Ley del Suelo que aprobó el Gobierno de José María Aznar.

   Además, ha asegurado que los socialistas llegaron a plantearse prolongar el plazo de las "concesiones maduras" mediante la fusión de unas con otras. "Es decir, que los ciudadanos que ya veían la luz al final del túnel para dejar de pagar peajes iban a ver vista ampliada la situación durante más de diez años. Ya estaba el estudio hecho y todo", ha afirmado.

NO SE "TIRARÁ" MÁS DINERO PÚBLICO

   "No se quiere abordar que lo que se hizo no sirvió para absolutamente nada más que para tirar el dinero público. Por eso este Gobierno trabaja en buscar soluciones a lo que está ocurriendo", ha añadido, recordando que su equipo ha introducido mayor control económico sobre los jurados provinciales de expropiación forzosa y ha limitado el derecho a retasación tras el pago o la consignación del justiprecio.

   Asimismo, ha aprobado un decreto ley en el que permite al Estado detraer de la responsabilidad patrimonial las cantidades a las que tenga que hacer frente a resultas de expropiaciones impagadas, para "garantizar que no tenga que hacer frente a los incumplimientos de las concesionarias", si bien la Ley Concesional prevé que cuando una concesionaria entre en concurso será el Estado el que asuma la gestión de la vía y abone la responsabilidad patrimonial.

   La red de autopistas de peaje incluye 2.759 kilómetros de vías con una intensidad media diaria de 16.647 vehículos, el 12,6% de ellos pesados. Un total de 28 autopistas de esta red dependen del Estado y están gestionadas por 21 empresas concesionarias, mientras que otras 584 kilómetros son responsabilidad de otras administraciones y están a cargo de once compañías.

INDIGNACIÓN POR EL RESCATE

   Por su parte, el portavoz socialista de Fomento en la Cámara, Rafael Simancas, ha asegurado que la ciudadanía está "indignada e irritada" ante la posibilidad de que "se cubran con recursos públicos las pérdidas de un negocio fallido". "Es una indignación lógica, porque en una crisis tan grave, con importantes rebajas en las prestaciones sociales básicas, no es aceptable dedicar dinero público a cubrir pérdidas en negocios privados, que no compartían sus ganancias cuando las tenían".

   Además, ha asegurado que si se ha llegado a esta situación es por culpa del PP, que hizo un "diseño absurdo" de la red de vías de peaje, unos cálculos "absolutamente fantasioso" sobre los tráficos y planteó unas cifras de expropiaciones "disparatadas" como consecuencia de la Ley del Suelo de 1998. "Este desastre es suyo", ha llegado a afirmar, mirando a la bancada 'popular'.

   Ante esta situación, el PSOE "intentó buscar una solución justa" reconvirtiendo el sector a través de paquetes concesionales que combinaran concesiones viables con otras no sostenibles; y aplicando préstamos participativos hasta resolver el proceso. Sin embargo, los 'populares' pararon este camino cuando llegaron a La Moncloa porque "a algunos empresarios concernidos no les venía bien".

   Desde entonces, ha continuado el diputado, el PP se ha dedicado a no hacer nada para "dejar quebrar una tras otra a todas las empresas", de modo que ahora "no queda más remedio que sacar la chequera de la ciudadanía para cubrir las pérdidas". "Lástima, no queda más remedio", ha ironizado, preguntándose si también las autopistas de peaje plantean un riesgo sistémico para el país, como se dijo para justificar el rescate bancario.

   "Y el colmo es que intentan vender la operación como una buena noticia. Se presentan como un Gobierno heroico que negocia una quita. Y le dicen a los españoles que les van a dar dos puñetazos, pero que no se quejen porque les podrían dar cuatro o cinco", ha reprochado, apuntando que esta forma de actuar "no es economía de mercado sino ventajismo".

   Por último, Simancas ha recomendado al Gobierno que, antes de pagar, intente acudir a los tribunales para no ejecutar la responsabilidad patrimonial porque incluso con quita serán los españoles los que pierdan, ya que los mayores acreedores de las concesionarias son entidades como Bankia, que también son propiedad pública.

"SON LOS MÁS LISTOS"

   En su réplica, Pastor ha señalado que "es fácil subir a la tribuna y decir cosas" pero que la credibilidad "no se gana en 20 minutos" sino que "se adquiere a lo largo de toda una vida, cuando uno no miente, cuando dice lo mismo en privado que en público y, sobre todo, cuando trabaja duro para sacar el país adelante".

   "Pero no se consigue estando todo el día hablando y criticando sin traer ni una propuesta de solución para las autopistas. Unos trabajamos y otros son muy listos, tienen ideas geniales", ha recriminado la ministra a los socialistas.

   Por último, y tras las críticas de Simancas sobre la falta de modelo ferroviario y aeroportuario del Gobierno, Ana Pastor ha afirmado que su modelo aeroportuario consiste en que "en vez de pedir dinero prestado para pagar las nóminas se pase de una caja de 600 millones de pérdidas a otra de 700 millones de beneficios", mientras que su plan para los trenes se basa en "intentar sacar las mercancías de ese agujero de más de 90 millones de pérdidas que tenían" y en hacer que "los españoles puedan subir a los AVE" con una bajada de precios.