14 de octubre de 2019
19 de julio de 2014

Siguen fuera de sus casas los vecinos desalojados

Siguen fuera de sus casas los vecinos desalojados
EUROPA PRESS/MAGRAMA

GUADALAJARA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Los 180 vecinos desalojados de sus casas a raíz de los incendios de Aleas, pedanía de Gogollludo, y Bustares, ambos metidos ya en territorio del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, no tienen permiso para volver de momento a sus hogares y la mayoría permanecen en dependencias ofrecidas en los municipios de Arbacón, Atienza y Hiendelaencina, donde han pasado la noche muchos de ellos.

   Las 19 personas del poblado abandonado de Fraguas que fueron desalojadas este viernes a raíz de la dirección tomada por el viento en el caso del incendio de Aleas ya no están en Arbancón aunque tampoco han vuelto a la pedanía, y los 21 vecinos que tuvieron que dejar Monasterio, han dormido en el salón polivalente o en el hostal también de Arbancón, salvo alguno que marchó a Guadalajara.

   De hecho, la carretera que va de Monasterio a Arbancón sigue cortada, tal y como han confirmado a Europa Press fuentes municipales, desde donde aseguran que aunque "la zona de Monasterio no corre nada de peligro porque se ha hecho un corta fuegos, como medida preventiva no se ha autorizado que vuelvan a las casas".

   Aunque en algún momento se habló de valorar la posibilidad de tomar los teléfonos de otras pedanías de la zona por si hubiera que llevar a cabo alguna nueva evacuación, las mismas fuentes indican que "de momento no se ha hecho tampoco nada, aunque según cambia el panorama no se sabe".

MOMENTOS "DUROS"

   Algunos de los vecinos han reconocido a Europa Press que han vivido momentos "duros, de incertidumbre y sobre todo de expectación", no tanto por el temor a que el fuego llegara a Arbancón sino a la desolación que producía ver el paisaje que ahora había tomado el entorno, y al hecho de que el incendio hubiera llegado a los pinares.

   Por lo que respecta a las 90 personas desalojadas de Prádena de Atienza a Atienza y a las 60 que habían tenido que dejar Gascueña de Bornova para marchar a Hiendelaencina, de momento tampoco han regresado a sus casas.

   En el caso de los vecinos de Gascueña, 38 personas han sido albergadas desde este viernes en el Centro Social de Hiendelaencina, donde se les ha facilitado un albergue provisional en el que han pasado la noche, entre ellos también niños y alguna persona mayor.

   Para los de Prádena de Atienza se ha habilitado en Atienza comida y cama, y los más jóvenes han pasado la noche en un local del Ayuntamiento, mientras que los mayores en hostales y hoteles del municipio.

   Los servicios de Cruz Roja han estado pendientes de las necesidades de los vecinos y siguen en ello, por si fuera necesaria alguna intervención sanitaria.

Para leer más