27 de enero de 2020
10 de diciembre de 2019

Tres detenidos en Vila-seca (Tarragona) por tráfico de cocaína desde América Latina

Un hombre ha entrado en prisión provisional y dos han quedado en libertad con cargos

TARRAGONA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Civil han detenido a tres hombres en Vila-seca (Tarragona) como presuntos miembros de una organización dedicada al tráfico de cocaína desde América Latina, que transportaban mezclada en abono orgánico.

En un comunicado este martes, los Mossos han explicado que la investigación empezó a finales de verano, cuando la Guardia Civil supo que un hombre estaba creando un entramado empresarial para introducir droga a través de un puerto del Mediterráneo.

Paralelamente, los Mossos estaban investigando a una persona que organizaba la compra de la droga en el origen así como la recepción en el destino, y pretendía usar el entramado del primer hombre para introducir la droga.

Dada la coincidencia, ambos cuerpos crearon un equipo de investigación conjunto y supieron que los investigados preparaban la importación de contenedores con cocaína desde varios puntos de América Latina hasta puertos del Mediterráneo.

El primer cargamento se transportó en noviembre desde Colombia hasta el Puerto de Valencia, y el encargado del envío había alquilado una nave industrial en Vila-seca para guardar la cocaína.

El grupo también tenía una vivienda en la provincia de Girona, donde pretendían extraer la cocaína de la mezcla con el abono y prepararla para venderla.

MÁS DE 60 KILOS DE COCAÍNA

Los agentes inspeccionaron el primer contenedor, llegado al Puerto de Valencia, y encontraron 28 sacos de abono mezclado con cocaína, que en total pesaba más de una tonelada.

El 3 de diciembre establecieron un operativo en el polígono de Vila-seca, donde se transportó el contenedor de abono con cocaína, e hicieron las dos primeras detenciones además de cuatro registros domiciliarios en Barcelona, Salou (Tarragona), Riudarenes (Girona) y Vila-seca, mientras que al tercer hombre le detuvieron a posteriori.

En total, se incautaron 40 kilos de adobo mezclado con cocaína, 322 plantas de cannabis, unos 5.000 euros en efectivo y documentación relacionada con la importación del contenedor desde Colombia.

Los investigadores calculan que del cargamento se podían extraer 21,9 kilos de cocaína base, que una vez cortada podría llegar a más de 60 kilos, con un valor de más de tres millones de euros.

La policía considera que la organización ha quedado desarticulada tras el operativo del 3 de diciembre, aunque la investigación sigue abierta y la policía no descarta más detenciones.

Los tres detenidos pasaron a disposición judicial y el juez decretó prisión provisional para uno de ellos y libertad con cargos para los otros dos.