10 de diciembre de 2019
10 de julio de 2014

La vicepresidenta dice que es "mentira" que se vaya a privatizar el Registro Civil y garantiza que no habrá aranceles

La vicepresidenta dice que es "mentira" que se vaya a privatizar el Registro Civil y garantiza que no habrá aranceles
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este jueves que "es mentira" que el Gobierno tenga intención de privatizar el Registro Civil, y ha garantizado que los ciudadanos no tendrán que pagar ningún arancel por los trámites a realizar ante este organismo.

Durante el debate de convalidación del decreto ley de Medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha recriminado a la 'número dos' del Ejecutivo que modifique la regulación del Registro precisamente en el mismo mes que debía entrar en vigor la ley aprobada hace tres años para esta entidad.

"Y lo hacen para proceder a su modificación y privatizar este servicio público, que debe ser universal y gratuito, entregando a los registradores mercantiles todos los datos de nuestra vida, los más íntimos e incluso los vinculados al ejercicio de derechos fundamentales, para que puedan explotarlos empresarialmente cobrando un arancel a los ciudadanos", ha acusado la responsable del PSOE.

En su réplica, Sáenz de Santamaría ha afirmado que "es mentira, no es cierto" que se vaya a privatizar el Registro, y ha hecho hincapié en que a los ciudadanos "no les costarán un euro de arancel" los trámites que deban realizar ante él. "Se lo digo yo", ha insistido.

Lo que en realidad se pretende con el decreto, ha añadido la vicepresidenta --que durante su primer turno de defensa del decreto no ha hecho alusión a este cambio normativo--, es "modernizar el Registro, evitar las colas" que se producen diariamente y permitir que los "nacimientos y defunciones se puedan inscribir online".

Ante las críticas que sus palabras han provocado en la bancada del principal partido de la oposición, la vicepresidenta ha invitado a sus señorías a visitar el Registro de la calle Pradillo de Madrid para comprobar las esperas que deben soportar los ciudadanos cuando acuden él.