22 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Anna Caballé, Premio Nacional de Historia, pide quitar "de los Diputados" del nombre del Congreso y el Gobierno lo apoya

Anna Caballé, Premio Nacional de Historia, pide quitar "de los Diputados" del nombre del Congreso y el Gobierno lo apoya
Vista general del hemiciclo en la XIV Legislatura en la sesión de investidura - CONGRESO - ARCHIVO

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Premio Nacional de Historia Anna Caballé envió ayer una carta a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, para proponer que la Cámara Baja se llame solo 'Congreso' y se elimine 'de los Diputados'. "La hegemonía masculina se ha quebrado, el dominio del patriarcado sobre la cultura y el lenguaje ha llegado a su fin", argumenta al respecto.

Caballé envió ayer esta misiva a Batet --con copia a la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo por el especial compromiso que ha mostrado con el lenguaje inclusivo--, y lo hizo como presidenta de la Asociación Clásicas y Modernas en defensa de la igualdad de género en la cultura. Así acordó hacerlo la asociación en su última junta directiva celebrada el 18 de enero.

En la carta, facilitada a Europa Press, esgrime dos razones para pedir el cambio en la denominación del Congreso de los Diputados. En primer lugar, apunta que es "redundante": "Se entiende que la dicha Cámara acoge a su membresía nata, esto es, a los diputados y diputadas, del mismo modo que una academia acoge a la suya, los académicos y académicas", expone.

Si bien, sostiene que "la razón más importante" es "la que surge del dominio del presunto masculino genérico en la denominación actual". "Eso pudo tener sentido, y desdichadamente lo
tuvo, en el pasado", recalca, para después precisar que antes a las mujeres se las mantuvo "marginadas" del acceso al mundo de la educación y del profesional.

En aquel momento, si ellas se dedicaron a la política "constituyeron una excepción tan minoritaria que, en la práctica, podía quedar justificado el masculino por la amplísima mayoría varonil" de los representante de la Cámara Baja, según añade.

"Sin embargo, esta situación ha cambiado por completo a día
de hoy y entendemos que las formas deben reflejar adecuadamente los
cambios profundos y sustanciales que ha experimentado la sociedad
española", incide Caballé en la misiva.

Tal y como señala, ahora hay 153 diputadas que en 2020 constituyen el 43,7 % del conjunto de la cámara legislativa. "No son por tanto una excepción, son el reflejo del cambio de paradigma socio-cultural que ha generado el acceso de las mujeres al mundo del trabajo, del conocimiento y de la ley".

"La hegemonía masculina se ha quebrado, el dominio del patriarcado sobre la cultura y el lenguaje ha llegado a su fin, en bien de una sociedad más justa e igualitaria", subraya. A su juicio, resulta "evidente la correspondencia que puede establecerse entre el
patriarcado y el dominio del sujeto masculino como universal.

Al respecto, agrega que "de haber estado la Cámara Baja integrada por una mayoría de diputadas, en lugar de diputados, nunca se habría denominado así". Así, afirma que, en contra de otras lenguas que carecen de género gramatical, las lenguas latinas son "intensamente sexuadas" y, por este motivo, "plantea unos dilemas lingüísticos" que, a su juicio, deben resolverse "de forma razonable e inclusiva de acuerdo con la realidad política y social".

Hace unos dos años, en la Comisión de Igualdad en el Congreso ya se debatió una proposición no de ley presentada por Compromís en la que exigía al Gobierno un compromiso para que, en el momento en que se reforme la Carta Magna, se incluya un cambio de denominación del 'Congreso de los Diputados' para llamarse ser sólo 'Congreso', igual que ocurre con el Senado, o bien se incluya 'y de las Diputadas'.

CARMEN CALVO APOYA EL CAMBIO

En una entrevista en Cadena Ser recogida por Europa Press, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha confirmado la recepción de esta carta. "Lo apoyo absolutamente porque creo que las mujeres de esta país tenemos derecho a que el lenguaje evolucione, nos reconozcamos en él, porque el cerebro no puede seguir funcionando en masculino", ha defendido Calvo, que ha dicho que "no se siente aludida" si se refieren a ella como 'vicepresidente'.

Respecto a la postura de la Real Academia de la Lengua (RAE) sobre el lenguaje inclusivo en la Constitución española, Calvo no se ha mostrado muy a favor. "No sé lo que vamos a hacer las mujeres españolas si la RAE lo que ha dicho es que todo está bien como está", ha apostillado.