4 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

La coalición saudí bombardea posiciones de los huthis en Saná

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen ha bombardeado este lunes varias posiciones de los huthis en Saná, la capital del país y bajo control de los rebeldes desde septiembre de 2014, en una aparente respuesta al ataque con dos misiles contra el reino por parte de los insurgentes.

En un comunicado recogido por la agencia oficial saudí SPA, la coalición ha explicado que el objetivo de los bombardeos aéreos es "neutralizar y destruir la amenaza balística" y otras capacidades de los huthis que amenazan las vidas de civiles.

Residentes han contado a DPA que los bombardeos han tenido como objetivo una zona próxima al palacio presidencial, en el sur de la ciudad, mientras que otros cuatro estaban dirigidos a la academia militar situada en el norte de Saná, sin que se hayan producido daños materiales o víctimas.

Según la cadena de televisión Al Masirá, vinculada a los huthis y citada por la agencia de noticias china Xinhua, los objetivos han sido la Academia Militar, el aeropuerto militar Al Daylami y la Colina de la Televisión, así como las bases militares de Attan y Al Hafa.

Los bombardeos aéreos de este lunes en Saná son los primeros de la coalición desde septiembre, cuando los huthis, que cuentan con respaldo de Irán, anunciaron que dejarían de lanzar misiles balísticos y ataques con drones contra suelo saudí si la coalición suspendía sus bombardeos aéreos sobre la capital.

El domingo, los huthis reivindicaron la responsabilidad del ataque con misiles y drones contra varias ciudades saudíes, incluida Riad, la capital. La Fuerza Aérea saudí reconoció que había interceptado y destruido dos misiles balísticos e impedido ataques con drones sobre Riad y aeropuertos civiles en las ciudades de Jazan y Najran, en la frontera con Yemen. Como resultado de dichos ataques, dos civiles saudíes resultaron heridos.

Yemen vive sumido desde hace cinco años en un conflicto que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente y respaldado por la coalición que lidera Arabia Saudí, y los huthis, apoyados por Irán, que ha dejado ya cientos de miles de muertos.

Los últimos sucesos se producen pese al llamamiento hecho por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, a un alto el fuego en el país. Guterres pidió "a los que combaten en Yemen que suspendan inmediatamente las hostilidades, se centren en lograr un acuerdo político negociado y hagan todo lo posible para hacer frente a un potencial brote de coronavirus".

Para leer más