1 de junio de 2020
5 de julio de 2018

La Eurocámara condena las violaciones de Derechos Humanos en Moldavia, Burundi y Somalia

BRUSELAS, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento Europeo ha condenado este jueves la falta de respeto por los Derechos Humanos y el Estado de Derecho en Moldavia, donde la UE ha decidido congelar las ayudas, Burundi y Somalia.

En una resolución aprobaba por 343 votos a favor, 35 en contra y 160 abstenciones, los eurodiputados han rechazado la decisión del Tribunal Supremo de Moldavia de anular los resultados de las elecciones municipales de Chisinau. El juez estimó que ambos candidatos quebrantaron la ley electoral al utilizar las redes sociales para animar a la gente a votar el día de los comicios.

Este fallo llevó a miles de personas a protestar en las calles de la capital moldava para exigir respeto a la voluntad de los votantes y reclamar una reforma del sistema judicial. Los eurodiputados han asegurado que comparten las demandas de los manifestantes.

El texto destaca que la decisión de invalidar el voto "no respeta los mecanismos democráticos" por tanto aboga por suspender la asistencia macrofinanciera a Moldavia. A este respecto, un portavoz de la Comisión Europea confirmó el miércoles que "los eventos políticos recientes" han llevado a congelar el primer tramo de ayuda pendiente.

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y DE PRENSA EN BURUNDI

En una resolución aprobada a mano alzada, los eurodiputados también han denunciado la "intimidación y el acoso a los periodistas y defensores de los Derechos Humanos" en Burundi y han reclamado a las autoridades garantizar el respeto al Estado de Derecho y la libertad de expresión y de prensa.

La Eurocámara ha pedido poner fin a los pagos a las tropas del país implicadas en las misiones de paz de la ONU y de la Unión Africana, puesto que han sido utilizadas por el Gobierno para encubrir problemas domésticos.

Además, el Parlamento Europeo ha hecho un llamamiento a los gobiernos de la región para asegurar que el retorno de los refugiados es voluntario, basado en decisiones documentadas y llevado a cabo "con seguridad y dignidad".

Desde que el presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, anunció que se presentaría para un tercer mandato, unas 413.000 personas han huido del país.

PROGRESOS INSUFICIENTES EN SOMALIA

En el caso de Somalia, aunque los eurodiputados han reconocido los progresos realizados desde 2012 por el Gobierno Federal, aun se necesita instaurar un sistema de sufragio universal para las próximas elecciones y acabar con las violaciones de Derechos Humanos, en especial contra mujeres niños y minorías, según una resolución aprobada a mano alzada.

Así, la Eurocámara ha urgido a las autoridades somalíes a incrementar sus esfuerzos para reforzar el Estado de Derecho, frenar la intimidación a periodistas y activistas, permitir la creación de sindicatos e investigar y castigar las violaciones de Derechos Humanos.

Además, han exigido al presidente del país, Abdullahi Mohamed, que conmute las sentencias a pena de muerte y revise el código penal para que la legislación de Somalia esté acorde con sus obligaciones internacionales en Derechos Humanos. También le han reclamado que trate a los niños soldados como víctimas del terrorismo y de la guerra y no como culpables.