31 de marzo de 2020
15 de octubre de 2018

Hadi cesa a Ahmed bin Dagher como primer ministro de Yemen y nombra a Main Abdelmalek Said como sustituto

Hadi cesa a Ahmed bin Dagher como primer ministro de Yemen y nombra a Main Abdelmalek Said como sustituto
REUTERS/MOHAMED AL-SAYAGHI - ARCHIVO

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Yemen reconocido por la comunidad internacional, Abdo Rabbu Mansur Hadi, ha cesado este lunes al primer ministro, Ahmed bin Dagher, y ha nombrado a Main Abdelmalek Said como su sustituto.

En un decreto publicado por su oficina y recogido por la agencia estatal yemení de noticias, SABA, el mandatario ha resaltado que la decisión ha sido tomada por "la mala gestión" del Gobierno "en el área económica y de servicios".

Asimismo, ha resaltado que ha cesado a Bin Dagher "por la incapacidad del Gobierno a la hora de aliviar el sufrimiento del pueblo, solucionar los problemas y satisfacer las necesidades (...) ante el deterioro de la situación económica, especialmente el colapso de la moneda local".

Hadi ha manifestado además que otro de los aspectos que ha tenido peso a la hora de adoptar la decisión ha sido "la falta de las medidas necesarias para hacer frente al desastre provocado por el huracán 'Laban' en la provincia de Mahra".

El decreto estipula el nombramiento de Salem Ahmed Said al Janbashi como viceprimer ministro y manifiesta que el Gobierno seguirá en funciones.

Por último, ha recalcado que Bin Dagher hará frente a una investigación en torno a su desempeño como primer ministro del Gobierno, con sede en Adén dado que los huthis controlan la capital, Saná, y formaron un Ejecutivo paralelo.

El conflicto en Yemen se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas, según datos de la ONU. La coalición que lidera Arabia Saudí interviene en defensa de los intereses del Gobierno de Hadi, que combate a su vez contra los rebeldes huthis, apoyados por Irán.

CRISIS ECONÓMICA

El Banco Central de Yemen, que opera en el territorio controlado por el Gobierno reconocido internacionalmente, procedió en septiembre a prácticamente duplicar el tipo de interés en un intento por estabilizar el rial tras las violentas protestas contra la depreciación de la moneda en las semanas anteriores debido al impacto de esta situación sobre la situación humanitaria en el país.

La caída de la moneda y la creciente inflación provocaron violentas protestas en el sur del país a principios de septiembre. El sistema bancario todavía funcional, pagando algunos de los salarios de los funcionarios gubernamentales, y se usa para trasferencias de fondos de los yemeníes que viven en el extranjero.

La moneda yemení ha perdido la mitad de su valor frente al dólar desde el inicio de la guerra civil en 2014. El efecto de estas decisiones es difícil de predecir en Yemen, donde la inflación ha alcanzado máximos históricos y muchos comerciantes prefieren el rial saudí, más seguro.

Para leer más