4 de junio de 2020
1 de abril de 2020

La ONU llama a "dejar de lado la violencia" en Somalia para centrarse en combatir el coronavirus

La ONU llama a "dejar de lado la violencia" en Somalia para centrarse en combatir el coronavirus
Un niño desplazado en Somalia - NRC - ARCHIVO

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El representante especial del secretario general de la ONU para Somalia, James Swan, ha hecho un llamamiento a un alto el fuego y a "dejar de lado la violencia" en Somalia con el fin de que el país pueda centrar todos sus esfuerzos en la lucha frente a la pandemia de Covid-19.

Como ya hizo la semana pasada el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, Swan ha llamado a "un alto el fuego inmediato para dejar de lado la violencia, la desconfianza, las hostilidades y la animosidad y centrarse en combatir al virus, no los unos a los otros".

"Naciones Unidas pide un cese de los actos de violencia y terrorismo para que se puedan canalizar recursos y apoyo para combatir la pandemia", ha señalado el enviado de la ONU, subrayando que "esto es esencial para hacer llegar asistencia vital a las comunidades en todo el país".

"Debemos unirnos todos para evitar la propagación del virus", ha reclamado Swan, asegurando que la ONU estará "codo con codo" con los somalíes ante este desafío, al tiempo que ha defendido la necesidad de prestar atención "a los más vulnerables".

Las agencias de la ONU ya están apoyando los esfuerzos del Gobierno somalí para contener la propagación de la pandemia, además de estar "comprometidas en seguir ofreciendo ayuda crítica a los más necesitados", ha precisado el coordinador humanitario de la ONU en el país, Adam Abdelmoula.

Así, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha apoyado al sector sanitario somalí para el establecimiento de un mecanismo de análisis y confirmación de casos sospechosos así como el aislamiento de los mismos para evitar que continúe el contagio.

Según ha explicado su representante en Somalia, Mamunur Rahman Malik, la agencia está implicada en "la localización de casos, el seguimiento de contactos, los análisis, el aislamiento y las actividades de contención con el fin de suprimir el virus y demorar el aumento de pacientes".

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) tiene previsto distribuir raciones alimentarias para dos meses ante el deterioro de la situación en el país. Según los últimos datos de la ONU, en el país hay 5,2 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria, 1,2 millones que pasan hambre, más de 900.000 niños gravemente desnutridos y unos 2,6 millones de desplazados internos tras años de conflicto, sequías e inundaciones.

"El mundo se enfrenta a una crisis sin precedentes que requiere una respuesta rápida y decidida", ha subrayado Abdelmoula, asegurando que la ONU "seguirá trabajando junto al Gobierno para garantizar que los somalíes están protegidos al tiempo que mantenemos nuestras actividades regulares que abordan las necesidades de los más vulnerables" en el país.

Para leer más