14 de diciembre de 2019
12 de noviembre de 2019

La Fiscalía se querella contra Buch por poner un escolta a Puigdemont en Bélgica

La Fiscalía se querella contra Buch por poner un escolta a Puigdemont en Bélgica
El conseller de Interior Miquel Buch - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS


Considera que nombró a un sargento de Mossos asesor cuando en realidad protegía al expresidente

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía Superior de Cataluña se ha querellado contra el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, por nombrar como asesor al sargento de los Mossos d'Esquadra Lluís Escolà cuando en realidad ejercía de escolta en Bélgica del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, al que el Tribunal Supremo procesó por el 1-O y declaró en rebeldía.

La querella criminal, consultada por Europa Press, se ha presentado este martes ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por un presunto delito de prevaricación administrativa y de malversación de caudales públicos, y va dirigida contra Buch y el propio Escolà.

Según ha informado el TSJC, la querella ha sido registrada y repartida, y ahora deberá pasar por el trámite de la sala de admisiones.

La Fiscalía abrió diligencias de investigación el 20 de marzo de 2019 tras recibir una denuncia de Cs que aseguraba que Escolà, nombrado por Buch el 30 de julio de 2018 como asesor en materia de sistemas de seguridad con una retribución anual de 60.000 euros, en realidad estaba ejerciendo funciones de protección o de escolta del expresidente.

Según la querella de Fiscalía, la investigación ha permitido acreditar indiciariamente que el nombramiento de Escolà como asesor de sistema de seguridad constituye un acto de arbitrariedad, pese a que sea un cargo de confianza, y que solo tenía como objetivo procurar, desde el Govern y con cargo a los fondos públicos, "un servicio de escolta permanente al declarado procesado rebelde".

Para el teniente fiscal Pedro Ariche, la designación de Escolà respondía "única y exclusivamente al ilegítimo e indisimulado propósito de dar cobertura y protección a una persona en situación procesal de busca y captura".

Además constata que Escolà ya había realizado tareas de seguridad para Puigdemont antes de ser nombrado asesor y que con posterioridad "se dedicó de forma plena sin disimulo" a esta actividad.

INFORME COPIADO

La Fiscalía relata en su querella que los informes realizados por Escolà en su cargo como asesor eran de muy corta extensión, plagados de generalidades y sin conclusión alguna que contribuya a mejorar la actividad de la Conselleria, y en un caso era "una copia indisimulada" de un trabajo realizado previamente en la Conselleria y publicado en el blog 'Notes de Seguretat'.

Los investigadores han podido constatar, explica el fiscal, la presencia de Escolà, una vez nombrado asesor de Interior, en 11 ocasiones en el extranjero realizando funciones de "protección, escolta y aseguramiento del procesado rebelde Carles Puigdemont".

Además, recoge varios comentarios publicados en su perfil de Twitter: "41 semanas haciéndonos cargo del MHPG. Mientras no sea legal se hará legitimamente", "Buenas fiestas president, de parte de todos tus escoltas", entre otros.

Escolà fue cesado el 13 de marzo de 2019 y, según la Conselleria, el gasto total derivado de su cargo fue de 52.712,26 euros, "suma en la que ha resultado perjudicado el erario público autonómico a resultas de la torticera conducta".

CON PUIGDEMONT A BÉLGICA

Escolà fue hasta el 29 de octubre de 2017 jefe operativo de la Unidad de Presidencia del Área de Escoltas y se encargaba de la coordinación y planificación de seguridad de la actividad pública y privada de Puigdemont, y los días 28 y 29 de ese mes --cuando se cesó a Puigdemont en aplicación del artículo 155 tras declarar la independencia-- se fue a su casa en Sant Julià de Ramis (Girona) a petición de éste.

Según la Fiscalía, Escolá, junto a otro agente del Área de Escoltas y un cabo de los Mossos, en la noche del 29 de octubre, "acompañaron y escoltaron al huido (Carles Puigdemont) hasta Francia, donde tomó un avión que le condujo a Bélgica".

Por ello, la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos incoaron un expediente de investigación interna" por una posible falta grave y se le impuso una medida cautelar de cambio de destino a la comisaría de Martorell (Barcelona), donde no llegó a incorporarse al disfrutar de fiestas y vacaciones y "tomó la baja por contingencias comunes".

Según la Fiscalía, se ha constatado que entre el 30 de octubre de 2017 y el 20 de julio de 2018 Escolá realizó numerosas salidas al extranjero para prestar labores de custodia y seguridad a Puigdemont, alegando vacaciones, fiestas y permisos personales.

El 20 de julio, el entonces director general de los Mossos, Andreu Joan Martínez, le sancionó con un traslado forzoso a la Comisaría General de Recursos Operativos con el mismo nivel retributivo.

Ese mismo día, Buch creó una plaza de asesor dentro de su departamento "específicamente programado" para que fuera ocupado por Escolà, pese a que, según la Fiscalía, su trayectoria profesional revela su absoluta inidoneidad, ya que su formación se limita al Bachillerato y un curso de escolta, cuando el anterior asesor tiene una licenciatura y tres posgrados.