20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Juzgan a partir de mañana a un "activista informativo" de una célula yihadista desarticulada en Ceuta

    La Fiscalía pide 10 años de prisión para él y 7 años para otro presunto yihadista por enaltecimiento del terrorismo en redes sociales

    MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Nacional juzga a partir de este miércoles a un presunto "activista informativo" del DAESH, miembro de una célula yihadista en Ceuta desarticulada entre febrero 2016 y abril de 2017, que utilizó diferentes redes sociales para presuntamente captar y adoctrinar nuevos adeptos a la organización terrorista. La Fiscalía pide una pena de 10 años de prisión por un delito de participación activa en organización terrorista.

    Se trata de Ilias M.A., que ya fue condenado en abril de 2017 a cuatro meses de prisión por un delito de atentado, pena que fue suspendida con la condición de que no volviera a delinquir en el plazo de dos años. El acusado se encuentra en prisión preventiva por los hechos por los que va a ser juzgado ahora desde noviembre de ese mismo año.

    Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Ilias M.A., desde el año 2013 y hasta su detención, ha sido un miembro activo del aparato propagandístico del DAESH, pues llevó a cabo labores de "divulgación, captación y adoctrinamiento yihadista" de la célula de Ceuta.

    Su actividad se centró en la difusión de vídeos creados por él con postulados de la organización terrorista, así como la asistencia a reuniones con miembros de dicha célula que se desplazaron a Siria. Uno de sus compañeros era Younes Ahmed Mohamed, alias 'El Esponja', que habría muerto en territorio en conflicto con 19 años y que era cuñado del yihadista Mohamed Hamaduch, 'Kokito Castillejos', conocido por la extrema dureza de las imágenes que difundía en Internet, donde llegó a posar con cinco cabezas cortadas.

    El escrito también señala que el acusado, en modo de protesta, se acercó a los policías para decirles que se habían "equivocado" al detener a otro miembro de la célula, Ahmed Hossain Mohamed --condenado por la Audiencia Nacional a cuatro años y medio de prisión por un delito de adoctrinamiento terrorista y que realizaba labores de "taxista ilegal"-- porque "el terrorista" era él y pertenecía al Estado Islámico.

    "FERVIENTE SEGUIDOR" DEL DAESH

    El fiscal destaca en su escrito que Ilias M.A. ha sido un "ferviente seguidor de la corriente yihadista" y que, cuando detuvieron a sus compañeros, aumentó las medidas de seguridad para continuar con la labor de captación y adoctrinamiento en el barrio de El Príncipe de Ceuta, a través de diferentes plataformas virtuales de distribución de propaganda.

    A través de las redes sociales como Facebook, Telegram, Instagram, Google Drive, Dropbox o YouTube, Ilias M.A. "mostró su completa adhesión ideológica a los fines y medios propuestos" por la organización terrorista y el dogma salafista y promovió "ataques terroristas contra intereses occidentales, así como actividades concretas destinadas a favorecer de forma directa los fines de la organización terrorista alterando gravemente el orden constitucional y la paz pública", explica el Ministerio Público.

    Así, este "activista informativo" tenía encomendada la labor de facilitar el acceso a noticias, novedades o contenidos del DAESH, así como su edición, publicación o divulgación en las redes sociales, donde los simpatizantes, interlocutores o postulantes "se actualizaban con respecto a la situación de la organización y sus bondades".

    Prueba de ello, apunta el fiscal, es la cantidad de archivos multimedia de corte yihadista gestionados en su dispositivo móvil, donde se encontraron miles de imágenes, vídeos, audios, y otros tipos de archivos, todos ellos con contenido "netamente terrorista y propagandístico, muchos de ellos de altísima violencia, elaborados por plataformas mediáticas vinculadas al DAESH, editadas directamente por el DAESH, a través de sus productoras y plataformas mediáticas".

    "TÚ, INFORMADOR, ERES UN MUYAHIDÍN"

    Uno de los manuales difundidos iba dirigido a miembros de la organización que tenían también la función de difundir propaganda yihadista. En él se decía: "Tú, informador, eres un muyahidín", por lo que el fiscal considera que el acusado ha asumido "en primera persona su pertenencia" al DAESH.

    Asimismo, entre las imágenes que se encontraron en sus dispositivos electrónicos, el escrito de acusación destaca una fotografía en la que aparece la bandera del Estado Islámico ondeando sobre la Torre de Eiffel de París. Es un "símbolo no sólo de Francia, si no de los valores occidentales que ataca DAESH", afirma el fiscal.

    "¿Creéis que nos vamos a ir? ¿Queréis que nos cansamos y nos aburrimos? No. Nos quedaremos hasta el día del juicio final. Con la ayuda de Allah", dice la leyenda de otra de las imágenes encontradas, en la que aparece un miembro de la organización yihadista ataviado con ropa táctica militar.

    Los investigadores también encontraron almacenados varios 'nasheed' --una canción musulmana cantada a capela-- dirigida a combatientes que ennoblece su participación y que recuerda que si fallecen en la yihad serán venerados como mártires u otra escrita por el líder fallecido de Al Qaeda, Osama Bin Laden, en el cual suplica morir en combate.

    Otro de los cánticos yihadista hace referencia a que los atentados de Francia son consecuencia de la política exterior desarrollada por el Gobierno francés, llegando a nombrar al ex primer ministro Manuel Valls.

    OTRO JUICIO EL MIÉRCOLES

    Por otro lado, en la Audiencia Nacional también será juzgado este miércoles Boubkar A.A. por compartir y difundir a través de redes sociales contenido de marcado carácter yihadista y ensalzar a organizaciones terroristas como Al Qaeda y Estado Islámico (DAESH o ISIS). La Fiscalía le acusa de un delito de autoadoctrinamiento y de otro de enaltecimiento del terrorismo y pide para él siete años de prisión.

    Según el escrito de acusación, el sospechoso utilizó durante varios años perfiles en las redes sociales Google +, Youtube, Twitter, Facebook e Instagram que iban desde publicaciones de fotografías de bombardeos en Siria o los territorios palestinos a comentarios en los que muestra su "afinidad" con organizaciones terroristas.

    También compartió vídeos y publicaciones que contenían iconografía que expresaban su "adhesión al mensaje y a la labor" del Estado Islámico. "Esta es la promesa de Alá", comentó en referencia a la enseña del grupo terrorista.

    En algunas de sus publicaciones hacía un llamamiento para que los "hermanos" se levanten contra lo que ellos consideran los infieles: "Oye, nación del Islam, escucha tu conciencia y levántate. Tiene que ser liberado de las restricciones de debilidad y levántate contra los gobernantes traidores, la tiranía de los cruzados, de los infiltrados y los guardias judíos y ateos".

    CONTACTOS YIHADISTAS EN FACEBOOK

    Además, el acusado habría mantenido actividad en grupos cerrados de redes sociales. Aunque en algunos no se puede ver el contenido de los mensajes intercambiados, algunos de los miembros que los integraban destacaban por ser perfiles islamistas. Y en su perfil de Facebook, Boubkar A.A. contaba con un total de 853 contactos, de los cuales varios tenían un perfil identificable con miembros del Estado Islámico.

    "El acusado, a través de las páginas consultadas, los videos a los que ha accedido y las conversaciones mantenidas en los chats ha conseguido información sobre actividades de estos grupos, doctrina que les inspira, actividades armadas, técnicas de entrenamiento y armamento, forma de encriptar mensajes.

    A través de las publicaciones relacionadas, el investigado ha ido revelando su creciente identificación con los grupos seguidores del movimiento yihadista global y con las actividades violentas de los mismos", explica el fiscal en su escrito.