31 de marzo de 2020
16 de noviembre de 2018

El CICR pide una solución al conflicto y recalca que "la vida actual en Yemen es muerte, destrucción y hambre"

El CICR pide una solución al conflicto y recalca que "la vida actual en Yemen es muerte, destrucción y hambre"
REUTERS / KHALED ABDULLAH - ARCHIVO

UNICEF destaca los llamamientos a un alto el fuego y destaca que "todos los niños necesitan paz"

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha subrayado este viernes que "es imperioso" hallar una solución política para Yemen y ha recalcado que "la vida actual en Yemen es muerte, destrucción y hambre".

El director regional del organismo para Oriente Próximo, Fabrizio Carboni, ha subrayado en un comunicado que "es imperioso" lograr una solución política y ha lamentado que mientras las partes en conflicto sigan ignorando el Derecho Humanitario "la situación de hambre extrema será aún más desesperante, hasta llegar potencialmente a una hambruna".

"Para detener la espiral de declive en Yemen, se requiere una combinación de medidas urgentes: un proceso político restablecido, una reducción progresiva del conflicto, la libre circulación de los productos importados y el acceso irrestricto a la asistencia humanitaria", ha sostenido, antes de recalcar que "también se requiere un respeto firme de las normas de la guerra".

Así, ha manifestado que el CICR "agradece toda iniciativa de paz, habida cuenta de cuánto ha afectado esta guerra a la población yemení, y está dispuesto a prestar la asistencia necesaria", si bien ha argumentado que "antes de hablar sobre la paz, se debe hablar sobre la guerra, en particular, sobre la manera en que se está conduciendo esta guerra".

Carboni ha alertado de que los ataques en Hodeida están poniendo en peligro instalaciones de salud como el Hospital Al Zaura, la estructura sanitaria más grande de la ciudad, ubicada cerca de la línea del frente y uno de los pocos centros médicos operativos para los residentes.

"Hace poco, nuestros equipos visitaron a las familias desplazadas que viven en una escuela en Hodeida, donde solo comen harina diluida o una pequeña porción de arroz. Nos preocupa la delgadez de los niños de esas familias, debido a la falta de alimentos", ha dicho.

En este sentido, ha argüido que "la población no puede esperar" mientras las partes trabajan para lograr una solución política, por lo que ha pedido el fin de los ataques contra civiles e infraestructura civil, permitir la huida de civiles y autorizar la libre circulación de bienes, así como la entrega de ayuda humanitaria.

"El futuro debe aportar alivio a la agonía. Mientras tanto, es imperioso un cambio inmediato. Instamos a las partes a que respeten las normas de la guerra", ha remachado Carboni.

La coalición ordenó recientemente el cese de la ofensiva militar sobre la ciudad de Hodeida, bastión de los rebeldes huthis, según revelaron el jueves tres fuentes consultadas por la agencia de noticias Reuters.

"LOS NIÑOS NECESITAN EL FINAL DE LA GUERRA"

Por su parte, la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, ha aplaudido el aumento de los llamamientos a un alto el fuego, si bien ha destacado que "todos los niños necesitan paz".

"El aumento de llamamientos para un alto el fuego en Yemen y la reanudación de las conversaciones políticas ofrecen a los niños yemeníes un atisbo de esperanza de que la paz regrese algún día a su país", ha manifestado en un comunicado.

En el mismo ha señalado que "son los niños los que sufren las consecuencias de una guerra librada por adultos". "Viven en comunidades asoladas por la violencia, el cólera y la desnutrición. El miedo y el dolor se han asentado en sus jóvenes corazones, y durarán toda la vida", ha lamentado.

Fore ha recordado que al menos 6.000 niños han muerto o han resultado heridos de gravedad debido a los enfrentamientos, mientras que más de once millones de ellos necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir.

Así, ha alertado de que en el país "un niño muere cada diez minutos por causas prevenibles, como la desnutrición o enfermedades prevenibles con una vacuna".

"Servicios básicos como agua, atención médica y saneamiento están prácticamente destruidos, y con la economía en caída libre, las familias no pueden permitirse alimentar a sus niños o llevarles a los centros sanitarios", ha zanjado.

EL CONFLICTO

La coalición regional interviene en Yemen desde marzo de 2015 para apoyar al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi. Más de 10.000 personas han perdido la vida desde entonces y las organizaciones internacionales han alertado de una crisis humanitaria sin precedentes, hasta el punto de que el país está al borde de la hambruna.

Las ONG temen que un ataque definitivo sobre Hodeida perjudique aún más la atención a la población civil, en la medida en que este puerto es el principal punto de entrada a Yemen de suministros básicos.

El conflicto en Yemen se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas, según datos de la ONU referentes a agosto de 2016. La coalición que lidera Arabia Saudí interviene en defensa de los intereses del Gobierno de Hadi, que combate a su vez contra los rebeldes, apoyados por Irán.

Según la ONU, además, la mitad de la población de Yemen, unos 14 millones de personas, pronto podría estar al borde del hambre por un conflicto abierto en 2015 y considerado una guerra de poder a través de terceros entre Arabia Saudí e Irán.

Para leer más